educar-gato-callejero1

Cómo educar a un gato callejero

Los felinos son animales muy especiales y la adaptación al nuevo entorno puede requerir tiempo, sobre todo, si ha sido rescatado de la calle. Para una convivencia feliz debes tener en cuenta estos consejos

por Nuria Safont

Si has adoptado un gato callejero, enhorabuena, puesto que además de haber hecho algo muy especial para estos felinos, tener una mascota en casa va a aportarte muchos beneficios. Y los gatos, los animales favoritos de Internet, a tenor de las miles de búsquedas que se realizan sobre estos peludos de cuatro patas, son animales muy especiales. Sin embargo, para que la convivencia con tu gato sea feliz y evitar problemas de conducta, debes tener presente algunos consejos que te ayudarán a que tu mascota se sienta feliz.

Jackson Galaxy es un enamorado de los gatos que, junto a Mikel Delgado, experto en etología animal, han escrito el libro Cat Mojo. Todo lo que tienes que saber para una convivencia feliz con tu gato (ed. Grijalbo). Este manual aporta toda la información necesaria para comprender los gestos, posturas y comportamiento de los felinos y poder pensar como tu gato, no como un humano, algo esencial para que te puedas llevar bien con el nuevo miembro en el hogar y que este se encuentre a gusto en su nuevo entorno. 

¿Cómo introducir un gato nuevo en casa si ya tengo otro?

 

Dale tiempo para la adaptación 

Lo primero que tienes que tener en cuenta, sobre todo, si se trata de un gato callejero, es que ha salido de un entorno que, aunque para ti sea el peor, el felino estaba acostumbrado a él. Haberlo rescatado es un gran paso y su vida mejorará. Pero él necesita tiempo para darse cuenta y adaptarse. Cuando llegues a casa, déjale en un entorno tranquilo, con todo lo necesario para que pueda comer sin estrés, que tenga agua a demanda y su arenero para que pueda realizar sus necesidades apartado del lugar que come. Jackson Galaxy denomina este lugar como 'Cat Mojo'. Debe ser su dominio, su territorio, el lugar donde él puede convertirse en guardián del espacio. Esto le dará seguridad y poco a poco, aunque puedes tardar días o, incluso, semanas, te dejará que seas parte de su territorio. 

Por qué tu gato siente curiosidad por las visitas que odian a los gatos

Establece una rutina 

Si es un gato cariñoso que no ha experimentado un gran trauma al salir de la calle, puedes acariciarlo mientras come y está relajado, pero hazlo con suavidad y no intentes cogerle u obligarle si él no quiere. Si el gato es muy arisco, te bufa, o te araña, déjale tranquilo los primeros días y establece una rutina de comidas, limpieza de arenero, etc. Para que él se vaya acostumbrando a ti. 

No le mires a los ojos ni le hables desde tu altura 

Una vez más, si el gato, a pesar de venir de la calle, está acostumbrado al contacto o es un minino de pocas semanas o meses, la adaptación será más fácil. Pero si es un gato miedoso todo se vuelve más complicado. Si este es tu caso, cuando te dirijas a él, no le mires a los ojos. La mirada de los humanos puede resultar amenazante para ellos. Lo que debes hacer es entornar los ojos y ponerte a su altura. Es así como se comunican entre ellos. Siéntate en un lugar donde él te vea y permanezca tranquilo y ve abriendo y cerrando los ojos muy lentamente, háblale con palabras suaves, incluso puedes tratar de darle alguna chuchería. Sin lanzarla, porque se puede asustar. 

Cuáles son los miedos más comunes de los gatos

Juego y recompensas, tus aliados 

A los gatos no los conquistas, puesto que ellos se convierten en los amos y señores del territorio y de todo lo que hay en él. Pero sí puedes dejar que te admitan y que, incluso, reclamen tu atención y tu presencia. Esto se consigue con el tiempo, pero también con el beneficio que obtienen de ti. No es que los gatos sean animales interesados, sino que responden a su instinto de supervivencia. Juega con ellos, al principio, con juguetes que permitan un espacio entre tú y el felino. Premiáles con golosinas. Hazlo todos los días y a la misma hora. La rutina es muy importante para ellos. Los juegos que más les gustan a los gatos son los que implican cazar y atrapar. Encontrarás muchos juguetes para ello, aunque puedes hacerlos tú misma con una cuerda, un corcho, o una simple coma de pelo. Eso sí, asegúrate de que son seguros y que no suponen un riesgo para tu mascota. 

Este es el mejor método para educar a un gato sin castigos

No te frustres, ten paciencia

Estos son los aspectos más importantes que debes tener en cuenta cuando adoptas un gato sea cuál sea su procedencia. Pero que tienes que aplicar a rajatabla cuando se trata de un gato callejero que pueda tener problemas de conducta. También tienes que mantener una buena higiene del arenero y mantenerlo siempre limpio, puesto que los felinos son animales muy especiales y pueden buscar cualquier otro lugar de la casa para hacer sus necesidades si no consideran que su bandeja es un lugar apto para ello. Respecto a esta, evita, al menos al principio, que sea cerrada, puesto que le puede costar más acostumbrarse. 

Por último, si observas comportamientos agresivos, o si ves que no te haces con tu mascota, pide ayuda a tu veterinario o consulta con un especialista en etología o comportamiento animal. Y sobre todo, no te frustres, porque el gato lo notará y eso puede dificultar el aprendizaje. Ten en cuenta que con paciencia y con unas buenas rutinas, la inmensa mayoría de los gatos acabará convirtiéndose en animales de compañía dóciles, sociables, cariñosos y unos excelentes amigos. 

Si tu gato no usa el arenero puede que sea por uno de estos motivos

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie