Salud

Salud digital: una nueva forma de ir al médico

Una de las consecuencias más llamativas ocasionadas por la crisis de la COVID-19 ha sido la aceleración del desarrollo en la transformación digital de la salud, lo que ha provocado un aumento generalizado en el uso de los servicios médicos online.

Salud digital: una nueva forma de ir al médico
Por Dr. Eduardo Junco Aguado

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Esta pandemia que estamos padeciendo ha “redescubierto” la telemedicina como un método ideal, rápido y eficaz para poner en contacto a los pacientes con sus médicos y conseguir una relación fácil, permanente y muy necesaria en circunstancias tan especiales.

¿Qué entendemos por salud digital?

Este concepto abarca la incorporación de tecnologías de la información y de la comunicación a productos y servicios de atención médica y sanitaria. Se podría interpretar como el medio que ha permitido monitorizar a los pacientes a distancia, sin entrar en contacto con ellos, para así evitar desplazamientos y traslados que son por dependencia o incapacidad del paciente o por causa del aumento de riesgo de diseminación de enfermedades infecciosas. Es por esta razón que esta situación ha sido muy positiva durante la pandemia COVID-19, pues los casos menos graves han podido permanecer en sus domicilios controlados online por su médico, en lugar de ir a los hospitales, y reservando las camas hospitalarias para las situaciones más peligrosas.

A consecuencia de esta epidemia, un gran número de países ha estimulado el desarrollo de la telemedicina, las consultas virtuales, la aplicación de algoritmos, el autodiagnóstico tutelado, la monitorización de parámetros relacionados con la salud y ha aumentado el uso de drones y de robots.

Telemedicina

Esta nueva forma de ir al médico significa medicina a distancia mediante recursos tecnológicos, los cuales facilitan, acercan y optimizan la atención y la relación del médico con el paciente. Es una práctica médica interactiva que utiliza equipos de telecomunicación, televisores, audios, vídeos, ordenadores, Internet, teléfonos móviles, sensores, dispositivos portátiles, aplicaciones móviles de salud, registros electrónicos y robots. Actúa en beneficio de todos al prestar servicios médicos a distancia, poniendo en contacto en tiempo real al paciente con su médico, y lo hace a través de las siguientes funciones:

  • Monitorización de pacientes a distancia. Facilita controlar a distancia a pacientes mayores con enfermedades crónicas con dispositivos que facilitan datos analíticos, presión arterial y otras constantes vitales.
  • Almacenamiento y envío. Remisión de datos clínicos almacenados a centros especializados para su interpretación.
  • Comunicación en tiempo real. A través de videoconferencias, el contacto con su médico, tanto verbal como de imagen, es inmediato y directo.

¿Cuáles son las tecnologías para ponerme en contacto con mi médico?

Recientemente se han empezado a desarrollar plataformas tecnológicas de asistencia sanitaria y de atención domiciliaria para acercar, a través de las nuevas tecnologías, a los hospitales y los médicos, con sus pacientes. Estas tecnologías están orientadas a la prevención y al control de patologías crónicas. Además, consiguen mejorar la calidad de vida de los enfermos, evitando ingresos hospitalarios y largos desplazamientos fuera de sus hogares. Ofrecen múltiples posibilidades para el rastreo, la evolución y el control de los tratamientos. De esta manera, todos aquellos que lo necesiten pueden acceder a la plataforma a través de diferentes dispositivos –ordenador, teléfonos móviles, tabletas y muchos otros medios de telecomunicación– que les darán mayor agilidad y posibilidades de relación directa con los profesionales sanitarios.

Beneficios

  • Facilita los diagnósticos y tratamientos de forma más rápida y eficaz.
  • Sirve para superar el aislamiento, las barreras geográficas y la difícil accesibilidad.
  • Mejora el confort del paciente y ahorra desplazamientos.
  • Facilita la continuidad y el seguimiento.
  • En situaciones de sobrecarga, evita el colapso de los sistemas sanitarios.
  • Ahorra tiempo y costes.
Portada ¡HOLA! 3993©Hola


Más sobre