Encrucijada en el camino: esperanza, posibilidad y cambio. Valores de ser resilente

Psicología

Menos miedos y más valores, así se puede superar la crisis provocada por el coronavirus

Es el momento de dejar de lamentarnos por lo que está ocurriendo y conectar con los valores que nos unen como seres humanos para dejar de vivir entre temores: la resiliencia, la empatía y la solidaridad.

por Meirav Kampeas

Si hay un sentimiento común a casi todos los seres humanos, ese es el miedo. A lo largo de la vida, vamos desarrollando miedos a un sinfín de situaciones, que, a su vez, es un mecanismo de defensa y protección ante los peligros. Aunque hay tantos tipos de temores como de personas, al final, vemos cómo todos los seres humanos estamos conectados con los mismos miedos básicos.

El miedo a la muerte es uno de los más usuales, todos tenemos miedo a nuestra propia muerte y también a la de nuestros seres queridos. Tener que superar esas pérdidas constituyen los retos más difíciles a lo largo de la vida de una persona. También tenemos miedo a la pérdida de autonomía, a la soledad (lo que nos lleva, a veces, a tomar decisiones erróneas), al dolor, a la enfermedad o a los daños y perjuicios al ego.

Lee también: ¿Tienes miedo a estar sola? Así puedes detectarlo y combatirlo

Convivimos con el miedo desde tiempos ancestrales y lo desarrollamos desde épocas muy tempranas. Nuestros miedos van cambiando, pero ese sentimiento –aunque transformado– nos acompaña toda nuestra vida y superarlo es uno de los desafíos más importantes.

VER GALERÍA

Ahora, debido a la situación en la que nos encontramos, el miedo en la sociedad ha crecido significativamente durante los últimos meses. La pandemia nos aterra. Algunos han afrontado mejor esta situación, han aprendido a gestionar su pánico, incluso a aprender de él, a sobrellevar la situación, a hacerle frente. Nuestro miedo es un sentimiento que ha ido evolucionando a lo largo de los meses. ¿Tienes el mismo sentimiento de temor, de incertidumbre, de dudas, que tenías en marzo o abril, en plenos meses de confinamiento? Quizá ahora has aprendido a convivir con esa incertidumbre o quizá el miedo se ha acrecentado, a medida de que nos hemos dado cuenta de la gravedad del problema o a medida que hemos perdido a seres queridos o sentido el peligro acercarse a nuestro entorno.

Una herramienta fundamental para superar los miedos

En contraposición a los que ya no sienten tanto miedo, hay aún muchas personas que, en esta enorme crisis sanitaria, ven que les cuesta muchísimo salir de este agujero negro inmenso que sienten con la llegada de la pandemia. A esas personas les diría que muchas veces olvidamos algo vital, quizá la mejor arma posible contra estos malos sentimientos: que todos tenemos en nuestras manos la herramienta idónea para afrontar estos temores que nos paralizan. Esta herramienta se llama valores.

Lee también: Entrena tu cerebro para pensar en positivo

Al igual que los seres humanos solemos desarrollar miedos parecidos, también tenemos en común valores que nos conectan, que vienen en nuestro ADN, que están ahí desde nuestro nacimiento. Son la empatía, la solidaridad o la resiliencia, entendida como la capacidad que tenemos para superar situaciones traumáticas o muy dolorosas. Una habilidad que a todos nos viene dada desde que nacemos y que ahora, en medio de esta incertidumbre global en la que nadie sabe qué pasará ni cuándo la superaremos, es más importante que nunca aprovecharnos de esta capacidad para dejar de vivir entre temores. Muchos profesionales de la educación y de la psicología animamos a que, aunque sea difícil, intentemos meter el miedo en una mochila y guardarla en el armario, porque ese mismo pánico será el que nos va a ralentizar el camino a intentar, como sociedad, superar esta situación. 

VER GALERÍA

Resiliencia, empatía y solidaridad, para dejar atrás la crisis

Es el momento, más que nunca, de dejar de lamentarnos por lo que está ocurriendo y de echar mano de estos valores. De ser más solidarios con otras personas que lo están pasando mal, aunque nosotros también estemos viviendo momentos complicados; de empatizar, comprender, ayudar a los demás, apoyarnos entre todos y empezar a remar en la misma dirección. De ser resilientes, de hacernos fuertes, de aprender de lo que está sucediendo para encontrar esperanza, incluso felicidad, aunque las cosas vayan mal. Estos valores tienen que ser, ahora más que nunca, el faro que ilumine nuestras vidas, que nos guíe para no perdernos en este camino conjunto que hará que, al final, dejemos atrás esta crisis.

Lee también: Vivir sin pesimismo

Y no olvidarnos de los niños, de los más jóvenes. Ellos van a aprender mucho de nuestras reacciones ahora. Nuestro presente marcará su futuro. Tenemos que empezar a educarles desde la empatía y la fortaleza, no desde el miedo y el pesimismo. La sociedad tiene ahora mismo un enorme reto por delante, del que puede salir reforzada: superar esta crisis y, al mismo tiempo, preparar a las generaciones del futuro para que cuando venga otra crisis, sepan hacerle frente con más rapidez y éxito. 

Meirav Kampeas es profesora de educación especial y de hebreo, y autora de 'El pequeño libro de los grandes valores' 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie