Mujer sola

¿Qué tipos de soledad existen?

A pesar de estar relacionada con la tristeza o la angustia, la soledad es un amplio concepto que tiene distintas connotaciones, tanto positivas como negativas

por Gtresonline

La soledad es la carencia de compañía, que puede ser voluntaria o involuntaria. El ser humano es social por naturaleza, por lo que necesita el contacto y la relación con otras personas. No todas las interacciones son profundas. Cuando mantenemos una conversación con el vecino en el ascensor, cuando intercambiamos unas palabras con la dependienta de una tienda o cuando saludamos cordialmente a alguien por la calle también estamos relacionándonos. La interacción con los demás es fundamental no solo porque nos aporta grandes momentos, sino porque también favorece nuestro desarrollo personal y emocional, además de aumentar nuestra autoestima, reducir nuestros niveles de estrés y aportarnos bienestar y felicidad. Sin embargo, a pesar de estar rodeados de gente, ¿quién puede decir que no se ha sentido solo alguna vez? Aunque suele estar relacionado con la tristeza y la angustia, la soledad es un amplio concepto que tiene distintas connotaciones, tanto positivas como negativas.

Cómo mantener el equilibrio entre el yin y el yang

Soledad existencial

Este tipo de soledad, la más filosófica y profunda, hace alusión a la experiencia íntima y personal de cada persona. Se trata de una parte ineludible de la vida humana en el que esta emoción se mezcla con la duda existencial. ¿Qué nos conecta con el resto de personas? ¿Cuál es el motivo de la existencia? ¿Qué hay después de la muerte? Cuestiones más allá del tiempo que, en algún momento de la vida, todos nos formulamos en busca de nuestra conciencia y esencia. Aunque genera sentimientos de malestar e inquietud, no está relacionada con la calidad y cantidad de las interacciones que mantenemos con el resto de personas. Es más, bien enfocada puede resultar positiva para desconectar del mundo y crecer personal y emocionalmente. Se debe aprender a estar solo sin sentir soledad, un ejercicio muy positivo que nos permite escucharnos.

-La soledad social de nuestros mayores, un problema para su salud

Soledad emocional

La soledad emocional sí que está relacionada con nuestro entorno. Este tipo de soledad, la más común, surge de la falta de apego con otras personas y suele experimentarse cuando tenemos la necesidad de que nos escuchen. Sin embargo, al buscar ese apoyo, tienes la percepción de que no hay nadie. Es dolorosa y está vinculada a sentimientos de incomprensión, tristeza e inseguridad. Suele ocurrir cuando rompemos con nuestra pareja, nos distanciamos de un amigo o lamentamos la pérdida de un ser querido. La inmensa mayoría de personas ha experimentado este vacío que puede provocar problemas de ansiedad, depresión e incluso miedo de enfrentarse a situaciones sociales.

Soledad social

Este tipo de soledad se debe a la falta de relaciones sociales. Surge cuando una persona apenas tiene personas en las que depositar su confianza y se siente completamente excluido, por lo que se centra en su mundo interior. Además, en el caso de tener alguna relación, siente que nadie le entiende y que el resto solo quiere hacerle daño. Esto genera un enorme sentimiento de angustia que conduce a vivir en soledad, por lo que sus aptitudes sociales se ven gravemente dañadas. Buscar relaciones en otros ambientes o con otros círculos de personas son las soluciones para combatir este amargo sentimiento.

- ¿Sabes en qué consiste el trastorno de despersonalización?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie