Los temas ‘pendientes’ que puedes hablar con tu pareja mientras estéis en casa

Los temas ‘pendientes’ que puedes tratar con tu pareja en la cuarentena

Puedes aprovechar estos momentos en los que estáis mucho tiempo en casa para comunicarte más y abordar aquellos que os preocupan

por Laura Bech

Pasar la cuarentena con tu pareja puede ser un momento crucial en la vida. Ahora disponéis de todo el tiempo que, hasta hace muy poco, echabais en falta para poder hablar. Es una época en la que vais a pasar muchas más horas juntos y que podéis aprovechar para reforzar la confianza y fortalecer la relación

¿De qué podemos hablar después de tantos días juntos? De aquello que, paradójicamente, es tan importante que lo dejas para ‘otro momento’. Podéis hablar de sueños y ambiciones personales, de nuevos gustos, de inquietudes y propósitos. 

También puedes encontrar el espacio para hablarle de tus miedos, de ese aspecto de la relación con tus padres (o con los suyos) qué te gustaría mejorar. De lo algunos aspectos de tu personalidad que estás trabajando y que te gustaría cambiar. 

Leer más: Cuando la rutina es la causa de una crisis de pareja, ¿qué podemos hacer?

Proyectos personales

La cuarentena es un buen momento para comentarle a tu pareja nuevos proyectos personales, esas ideas a las que llevas dándole vueltas en silencio porque sientes que son difíciles de concretar. Estudiar, hacer un viaje sola, ir en verano a un retiro espiritual cualquier actividad que sientas que te hace crecer y madurar como persona.

Es un buen momento para poder explayarte y contarle abiertamente a tu pareja sobre esas ganas de hacer cosas diferentes. Tener que quedarnos en casa es una posibilidad para crear momentos cálidos y acogedores en los que hablar sin prisas de vosotros como individuos y las necesidades que tenéis como tales. 

VER GALERÍA

Procura que sea una conversación íntima y sin interferencias, sin los niños correteando por el salón o el móvil sonando. Es importante que cada uno pueda exponer sus emociones sin sentirse juzgado o presionado, que la conversación sea placentera y sirva para volver a conectaros.

Leer más: Cuando organizar una boda se convierte en motivo de distanciamiento

Proyectos en conjunto

¿Qué mejor momento que este para planificar las vacaciones de verano, una mudanza, un viaje o un nuevo estilo de vida? Durante estos días podéis aprovechar para eliminar esos aspectos de la rutina que generan roces a diario. Esas situaciones que en la práctica son irrelevantes, como no tapar la pasta de dientes, pero te llevan a fruncir el ceño.

Si hay algo que sale bien durante el noviazgo es hablar de manera amorosa, con palabras dulces, que siempre tienen presente no herir la susceptibilidad del otro. Tener que estar en casa es un buen momento para retomar aquella etapa en la que soñabais con pasar más tiempo juntos y todo era un devenir de planes a futuro. 

Disfrutar más el uno del otro

Conversar sabiendo que no podrás salir de casa tiene sus peculiaridades. Debes procurar no tocar esos temas para los que nunca encontráis la solución o que son dolorosos y generan sentimientos negativos en uno o en otro. La cuarentena debería servir como un tiempo de reencuentro entre ambos, donde busquéis nuevos proyectos en común.

Puedes aprovechar para recordarle todo lo que te enamoró y aquellas circunstancias en las que te has sentido especialmente atraída por él. Comentarle esos momentos en los que has valorado su presencia y en los que te has sentido especialmente a gusto a su lado. 

Leer más: Lo que debes hacer para convertirte en una pareja resiliente

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie