Nolotil: qué es y por qué no debes tomarlo sin prescripción

Nolotil: qué es y por qué no debes tomarlo sin prescripción

Su efecto casi inmediato lo ha convertido en un fármaco de uso habitual, pero hay que tomarlo siempre bajo receta y con control de un médico

por Laura Bech

Es probable que tengas algún comprimido en el botiquín y ni siquiera lo sepas. El nolotil es un fármaco utilizado para combatir el dolor de uso frecuente en nuestro país. Está indicado para aliviar dolores agudos como los producidos por el post operatorio o el dolor post parto. Sin embargo, también se utiliza para bajar la fiebre si otros medicamentos no hacen efecto. Es el nombre comercial de un fármaco cuyo principal componente es el metamizol o dipirona.

En ocasiones, el miedo al dolor nos lleva a consumir fármacos que eviten que los síntomas se agudicen, sin tener en cuenta que el dolor puede ser un potente indicador. Una de las diferencias que podemos encontrar entre el nolotil y otras medicinas está relacionada a los efectos antiespasmódicos que presenta. Cuando el dolor es originado por la contracción muscular de un órgano, su uso alivia los síntomas de manera rápida y eficaz. 

La presentación más frecuente es en forma de cápsula, aunque puedes encontrarlo también como supositorio, inyectable o en gotas. Su tiempo de acción es rápido, y si se toma por vía oral, el efecto llega entre los primeros 30 y 60 minutos, mientras que si se lo aplica por vía intravenosa puede hacer efecto antes de los diez minutos. Al ser un medicamento que actúa tan rápidamente sobre el dolor conlleva algunos peligros si no se lo hace de manera adecuada. La prescripción médica suele indicar tomarlo cada cuatro o seis horas, pero es imprescindible que lo recete un profesional y que la toma se adecúe a sus recomendaciones, que variarán en función de lo origen del dolor. No suele prescribirse durante más de una semana, salvo una indicación específica.

Leer más: Paracetamol, ibuprofeno o aspirina, ¿qué tomar para el dolor?

Por qué no debes tomarlo sin la recomendación del médico

El nolotil es un fármaco que puede presentar efectos secundarios complejos o de gravedad, si no se lo toma con responsabilidad y cumpliendo las indicaciones del médico que lo ha prescrito. En algunos pacientes, ha ocasionado alergias y otras reacciones adversas severas. Aunque no son  frecuentes, sí que se tiene constancia de  la aparición de arritmias, hemorragias en el tubo digestivo, inflamación renal y bajadas bruscas de la tensión arterial

VER GALERÍA

Lee también: Los riesgos de tomar ibuprofeno sin control

Cuidado con el metamizol si eres alérgica 

Algunas de las alergias que puede generar este medicamento están consideradas graves. Es probable que muchas de las reacciones negativas provocadas por este fármaco estén relacionadas con un suministro inadecuado de metamizol, la automedicación o el abuso de las dosis sugerida. Esto puede producir agranulocitosis, una reacción del organismo que disminuye las defensas naturales ante posibles infecciones. 

La población más vulnerable a este tipo de reacción está compuesta por aquellas personas que tienen alergia a otros medicamentos, que sufren de asma o son propensas a desarrollar urticaria. Si notas un picor generalizado por todo el cuerpo, la inflamación de la cara o de zonas concretas como la de los labios, debes cancelar la toma de inmediato y consultar con el médico lo antes posible.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie