Estas ideas de la filosofía yogui te ayudarán a llevar una vida más equilibrada

Bienestar

Estas ideas de la filosofía yogui te ayudarán a llevar una vida más equilibrada

Son fáciles y sencillas de aplicar y puedes practicarlas de camino al trabajo o en el supermercado.

por Laura Bech

Vas a clase de yoga, lees sobre esta práctica y hablas de ella con tus amigas y en el trabajo. Pero no logras mantener la sensación de plenitud, con la que sales de las clases, más de 24 horas seguidas. Es una situación muy frecuente cuando comenzamos con esta práctica, queremos incorporarla a nuestra vida pero no sabemos muy bien cómo hacerlo.

Una de la maneras más amenas y naturales es comenzar con pequeños detalles o gestos a lo largo del día. Puedes introducir uno o dos de estas técnicas a la semana, hasta sentir que no estás forzándote a hacerlas, sino que fluyen en tu día a día de una manera orgánica. Te sorprenderás de reconocer la influencia en tu bienestar que logra la aplicación de estos pequeños gestos.

Leer más: Si eres deportista, hacer yoga te beneficia doblemente

Ser consciente de tu espiritualidad

Buscar tu momento de conexión espiritual al día es una practica que favorece la calma y el control de los pensamientos. También es una forma de relativizar los acontecimientos de la jornada y de simplificar muchas situaciones. En la práctica del yoga la espiritualidad es muy libre y no tiene por qué estar ligada a una religión concreta. 

Se trata de descubrir y poner en valor aquello con lo que tu esencia conecta. Una religión, la energía de las piedras, los baños de luna o los ángeles identifica con qué te sientes más a gusto, lo que te da fe, esperanza, alegría, te emociona o te libera. Si no te consideras una persona espiritual, la meditación puede ser una opción para reemplazar ese momento del día.

Leer más: El yoga está de moda, pero ¿conoces cuál es su historia?

Cuida tu físico 

El yoga nos enseña a encontrar y desarrollar el equilibrio físico, emocional y mental. Su práctica propone un control de los movimientos físicos y evitar cualquier situación violenta. Si haces yoga pero luego sometes tu cuerpo a entrenamientos exhaustivos que, de alguna forma, agreden  tu físico estás contrarrestando los beneficios del yoga. Busca una actividad física acorde a la filosofía de esta disciplina, que cuide de tu cuerpo y no lo exponga a situaciones límites o de estrés.

VER GALERÍA

La alimentación es otro de los pilares que los amantes del yoga aprenden a modificar con el paso de los años. Evita aquellos alimentos que son perjudiciales para organismo como los ultraprocesados, las grasas, el alcohol en exceso y el tabaco. 

Simplifica tu vida, reduce obligaciones y mantente en el presente

Cuando incorporamos a nuestra rutina la filosofía más ancestral del yoga aprendemos a deshacernos de los problemas que no nos pertenecen. Tu cuerpo, tu mente y tu espíritu se acostumbran al bienestar y la armonía por lo que saben detectar cuando algo no es apropiado y no debería estar en tu vida. 

¿Cuántas actividades de las que realizas al día no te dan felicidad y podrías evitar? Tal vez no puedas dejar de hacerlas, pero sí encontrar la manera de que sean más agradables. Cuando eres consciente del tiempo que habitas y te mantienes en el ‘aquí y ahora’ aprendes a clasificar las situaciones y a involucrarte en lo que realmente es importante. 

Evita el consumismo y busca relacionarte con personas que estén en un estado similar al tuyo. La práctica cotidiana de la meditación es una rutina importante dentro de la filosofía yogui, lleva al conocimiento personal, a la observación y otorga templanza. Actitudes capaces de transformar el pesimismo, la desazón y la apatía. Al meditar se reduce la tendencia a emitir juicios apresurados, basados en concepciones o creencias sociales, pero no inspirados en un conocimiento certero de la situación. 

Leer más: Posturas de yoga para fortalecer las defensas

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie