autoestima

Ejercicios sencillos que puedes hacer en tu día a día para florecer tu autoestima

Aceptarnos y querernos tal y como somos son factores fundamentales para disfrutar de la vida y aprovechar todas las oportunidades que esta nos puede ofrecer

por Gtresonline

La autoestima es el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos y juicios sobre nosotros mismos. Creer en uno mismo es fundamental para poder disfrutar de la vida y aprovechar todas las oportunidades que esta nos puede ofrecer. Sin embargo, alcanzar el bienestar emocional no es sencillo y son muchas las personas que no se aceptan ni valoran sus cualidades . Tienen una imagen distorsionada de sí mismas, tanto a lo que se refiere a rasgos físicos como de su valía personal, son inseguras y necesitan de la aprobación de los demás a la hora de tomar cualquier decisión. Es momento de cambiar radicalmente este pensamiento e incorporar una serie de ejercicios a nuestro día a día para aceptarnos y querernos tal y como somos.

VER GALERÍA

Leer: Cómo plantearte objetivos reales y asumibles en 2020, y cómo alcanzarlos

Habla con el espejo

La técnica del espejo puede ayudarnos a mejorar nuestra autoestima. Reserva diez minutos de tu día, sin interrupciones, para colocarte frente al espejo y hacerte una serie de preguntas que has de responder con sinceridad. Los primeros segundos dedícalos a mirarte directamente a los ojos y observar detenidamente cada parte de tu cuerpo. A continuación, es el momento de hacerte preguntas y hacer el esfuerzo de ver todas las características positivas que tiene la persona que ves en el espejo (tú) para aprender a reconocerlas. ¿Qué ves en el espejo? ¿Qué cosas buenas tiene esa persona? ¿Cambiarías algo de la persona del espejo? Se trata de conectar contigo misma y, tras encontrar respuesta a los interrogantes, enviarte mensajes positivos.

Crea vínculos positivos

Las personas que nos rodean pueden fomentar nuestros problemas de autoestima. Si nuestro círculo está formado por personas tóxicas que nos absorben la energía y estimulan nuestras creencias negativas, será muy complicado salir del bache psicológico. Las relaciones positivas son un gran punto de apoyo y pueden contribuir a ganar seguridad y confianza. Trata de relacionarte con gente positiva que sepa ver tus cualidades y con la que te sientas cómoda, que te escuche, te valore y te haga reír.

Haz ejercicio

El deporte cuenta con múltiples beneficios físicos, pero también repercute en el estado de ánimo y en la concepción que tenemos de nosotros mismos. Esto sucede en parte porque al realizar ejercicio se liberan endorfinas, unas sustancias producidas por nuestro cerebro que se liberan en nuestro organismo y que generan una sensación de bienestar, además de atenuar el dolor. Si eres una persona sedentaria, puedes comenzar caminando o trotando e ir aumentando la intensidad y actividad. Lo idóneo es hacer ejercicio de forma regular ya sea al aire libre con cuatro o cinco sesiones semanales de unos 45 minutos.

Duerme

Tendemos a infravalorar la importancia de descansar lo suficiente. No obstante, tener la mente descansada es fundamental para nuestra salud física y mental. Irritabilidad, pérdida de confianza, estrés y distorsión de los pensamientos son algunas de las consecuencias que puede provocar la falta de descanso. El tiempo óptimo de sueño para una persona adulta es de 7-9 horas al día, aunque siempre depende de la calidad del mismo.  

Leer: Cómo actuar ante una crisis de ansiedad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie