Comienza a planificar tus metas deportivas para el 2020

Ejercicio

Comienza a planificar ya tus metas deportivas para el 2020

Es el mejor momento para organizarte y empezar el nuevo año con objetivos alcanzables que te hagan sentir feliz.

por Laura Bech

Son épocas de reuniones, compromisos familiares, actos y encuentros pero no por ello tienes que descuidar tu entrenamiento. Son días ideales para que planifiques tus objetivos para los próximos 12 meses. Con apuntarlos en la agenda no alcanza, es tan importante interiorizarlos y estar segura de poder alcanzarlos como hacer para lograrlo.

Adelgazar, hacer tu primera maratón, o apuntarte a las clases de zumba que hace tanto te interesa. Si quieres conseguirlo este 2020, debes comenzar por planificar los objetivos y trazar rutinas que puedas cumplir.

La progresión con la que te inicies es tan importante que puede marcar el éxito de tu entrenamiento. Si nunca antes has hecho deporte, comienza con rutinas que te resulten agradables y seas capaz de incorporar a tu día a día. 

Si buscas perder peso…

Consultar a un especialista para que te asesore con la alimentación puede ser una muy buena opción. La actividad física no debería ser un complemento o una ayuda para lograrlo, sino una forma de vida. Busca actividades que te resulten entretenidas y te gusten. Las clases grupales suelen servir como aliciente y resultan motivadoras. 

VER GALERÍA

Busca metas intermedias, a corto plazo. Si tu objetivo es adelgazar, planifica la cantidad de peso que puedes perder mensualmente y cómo aumentar la actividad física de manera gradual. A medida que vayas consiguiendo estos resultados, continuar con las rutinas y no desanimarte, te resultará más sencillo. 

Leer más: Trabaja la fuerza y saca el máximo provecho a tus entrenamientos

Incorporar hábitos

Los expertos aseguran que si somos capaces de describir de forma adecuada, medible y específica nuestras metas, los resultados no serán algo imposible y lejano. Plasmarlo en papel y colocarlos en sitios visibles, donde no solo lo podamos ver, sino también corregir hace que “lo de hacer ejercicio” pase de ser algo pesado y obligatorio a que sientas  ganas de que llegue la hora de ponerte con ello. Si con el correr de los días descubres que el plan que has trazado no es el mejor para ti, cámbialo. 

Solemos cometer el mismo error con frecuencia. Queremos darlo todo y comenzar el entrenamiento como si llevaramos toda la vida haciéndolo. La intención es muy buena, pero las posibilidades de lesionarte y de que tu cuerpo no se recupere de una clase para la otra, muy altas. 

Leer más: ¿Sabes a qué lesiones te expones a la hora de entrenar en el gimnasio?

Queda con amigas 

Es un buen momento para apuntarte a alguna clase rara, que te despierte curiosidad desde hace tiempo o alguna que hayas postergado durante años. Cuando realizamos actividades en grupo y nos sentimos a gusto con este, el grupo funciona como motivador. Se comparten experiencias, nos unen las expectativas y conocemos personas con las que compartir esa parte de nuestra vida.

Si prefieres los deportes al aire libre puedes entrenar con amigas, es importante que os fijéis mínimos. Si quedáis para correr poneros un tiempo mínimo para hacerlo y luego lo vais aumentado en función de los resultados. No prioricéis la conversación, sino la actividad porque el riesgo de hacerlo entre amigas es la facilidad con la que nos distraemos. Aprovecha esa misma distracción a tu favor, entrenar de esta manera ayuda a que los ejercicios no te resulten tediosos y sobre todo, a que no canceles la actividad. 

Planifica los ejercicios y las comidas

Si tienes poco tiempo durante el día, lo mejor es que planifiques de manera mensual, la alimentación y el ejercicio. Para llevar una vida saludable, mantener equilibrados estos dos aspectos es esencial, por eso es importante que, en un principio, los diferencies. 

Es una manera de organizarte para que, si en uno de esos aspectos decaes, el otro te mantenga motivada para seguir. Una vez que comiences estas rutinas intenta que sean flexibles. Cuanto más flexibles te resulten más posibilidades de continuarlas en el tiempo. Es preferible que te apuntes a 1 clase por semana y hagas todo lo que está en tus manos por asistir a que lo hagas a 3 y tengas que dejarlas por falta de tiempo. 

Leer más: Sigue estos consejos para proteger tus lumbares cuando haces deporte

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie