Todo lo que puede hacer por ti el ejercicio aeróbico, y cómo practicarlo en casa

Todo lo que puede hacer por ti el ejercicio aeróbico, y cómo practicarlo en casa

Para hacer ejercicio aeróbico o cardiovascular no necesitamos mucho tiempo ni ir al gimnasio. Desde el salón de casa puedes empezar a entrenar desde hoy mismo y beneficiarte de todo lo bueno que este tipo de entrenamiento tiene que ofrecerte.

por Cristina Soria

Es tanta la oferta que tenemos a día de hoy a la hora de hacer deporte que a veces cuesta decidir qué tipo de ejercicio es el que más nos conviene hacer. Es cierto que últimamente se ha hecho mucho hincapié en todos los beneficios que tienen el trabajo de fuerza y los entrenamientos de alta intensidad para nuestra salud. Es más, han irrumpido con tanta fuerza que el ejercicio aeróbico, mucho más clásico, en un discreto segundo plano. Pero eso no significa, ni mucho menos, que no pueda hacer mucho por nuestro bienestar y condición física.

Cuando realizamos algún tipo de ejercicio aeróbico ponemos en movimiento los grandes grupos musculares, lo que lleva a nuestro cuerpo a reaccionar de forma rápida. Nuestra respiración, en pocos segundos, se hace más rápida y profunda, aumentando la cantidad de oxígeno en la circulación sanguínea y ensanchando los vasos sanguíneos. Además, sentiremos una profunda sensación de bienestar causada por la liberación de endorfinas que se produce en nuestro cuerpo.

Leer: La importancia de los entrenamientos de fuerza para los corredores

El ejercicio aeróbico cuida de tu salud

La actividad aeróbica siempre es buena para ti, independientemente de tu edad o condición física. De hecho, esta última mejorará según lo vayas practicando y aumente tu fuerza y resistencia. Lo cierto es que resulta cansado cuando lo realizas por primera vez o llevas un tiempo sin hacer alguna actividad física, pero pasado un cierto tiempo todo son mejoras, ya que aumenta, sobre todo, la capacidad cardíaca y pulmonar, pero también la fuerza muscular y ósea.

Esto tiene como consecuencia visible la posibilidad de mantener el peso a raya, siempre que lo combinemos con una dieta saludable. El ejercicio aeróbico es una excelente forma de quemar calorías y los resultados suelen ser visibles en relativamente poco tiempo.

VER GALERÍA

Todo esto hace que nuestra salud mejore, porque prevenimos enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2, la hipertensión, el síndrome metabólico o las enfermedades de tipo cardiovascular.

Si practicas ejercicio aeróbico con regularidad a lo largo de tu vida serás durante más tiempo una persona independiente y activa, porque tu forma física te ayudará a mantener una buena movilidad corporal, y a prevenir posibles caídas y lesiones.

Y además de sentirte bien gracias a la liberación de endorfinas, el ejercicio aeróbico cuida también de tu mente, y la mantiene ágil, ayudando a preservar tu memoria y tus habilidades cognitivas, ayudando a prevenir enfermedades degenerativas como la demencia senil.

Leer: Si corres, deberías cuidar tus rodillas

Puedes hacer ejercicio aeróbico sin salir de casa

Otra de las ventajas del ejercicio aeróbico es que no necesitas grandes medios para practicarlo. De hecho, puedes hacerlo sin salir de casa. Hacer jumping jacks, el escalador o saltar a la comba se puede combinar con sentadillas, burpees, planchas… Se trata de una manera sencilla y eficaz de realizar este tipo de ejercicio que no requiere ninguna máquina ni que vayas al gimnasio.

Si alternas un minuto saltando a la comba (o haciendo jumping jacks) con otro haciendo planchas o sentadillas, y aumentas de manera progresiva las veces que repites estas serie de ejercicios alternos, pronto empezarás a notar los resultados.

Leer: Si quieres perder peso, empieza a correr con este plan de entrenamiento

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie