Plato de insectos

Alimentación del futuro: ¿Te atreverías a comer insectos?

Forman parte de la dieta de 2.000 millones de personas en todo el mundo y los científicos alaban sus propiedades nutricionales

por Gtresonline

Escarabajos, saltamontes, grillos, orugas, hormigas… China, India, México, Uruguay, Egipto, Sudáfrica o Tailandia son algunos de los países en los que los insectos son considerados un auténtico manjar desde tiempos milenarios. Sin embargo, en la cultura occidental, la entomofagia se considera una práctica primitiva y solo los más valientes se atreven a incluirlos en sus platos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los insectos ya forman parte de la dieta de 2.000 millones de personas en todo el mundo y son muchos los expertos y organismos que alaban sus propiedades nutricionales. El último en hacerlo ha sido un grupo de científicos de la Universidad de Teramo (Italia), quien ha divulgado un estudio en el que han comparado los insectos con productos estrella de la dieta mediterránea como el aceite de oliva o el jugo de naranja.

Mauro Serafini, investigador principal del estudio y profesor de Nutrición Humana de la Universidad de Teramo, ha explicado a la revista Frontiers in Nutrition que los insectos e invertebrados comestibles "son una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, minerales como hierro, zinc y potasio, vitaminas y fibra".

Para realizar la investigación, los científicos desgrasaron y eliminaron las partes no comestibles de los invertebrados, como alas, patas y aguijones, y los disolvieron en agua destilada. "Los grillos, los saltamontes, el gusano de seda, las orugas africanas y la cigarra vespertina muestran valores de capacidad antioxidante 2 o 3 veces más altos que el zumo de naranja o el aceite de oliva, alimentos funcionales que se sabe que modulan la red antioxidante en los humanos", explica el informe, que matiza que no todos los insectos aportan los mismos valores nutricionales. La grasa de las chicharras y los gusanos de seda mostró el doble de actividad antioxidante en comparación con el aceite de oliva, mientras que la tarántula, el picudo rojo y la hormiga negra estaban al final del ranking.

Leer: Estos alimentos saciantes te ayudan a no engordar

¿Alimentación del futuro?

El estudio sostiene que los insectos son un alimento que representa un sustituto sostenible a la carne y otros productos animales que producen una cantidad notablemente menor de gases de efecto invernadero y requieren menos agua, tierra y alimento para desarrollar su ciclo de vida, en comparación con el ganado. Según los expertos, en un futuro, sería conveniente optimizar la ingesta de insectos e invertebrados para un consumo sostenible y funcional.

Desde el 1 de enero de 2018 la legislación europea cataloga a los insectos como novel food (nuevo alimento). A pesar de que España continúa a la cola en este sector en alza, podemos encontrar este 'alimento del futuro' en supermercados como Carrefour, quien se encargó del lanzamiento de variedades como gusanos molitor con ajo y finas hierbas, gusanos búfalo con chili picante o grillos con cebolla ahumada y salsa barbacoa de origen francés a 7 euros la caja (500 euros el kilo). Además, la cadena completó su oferta con otros artículos entre los que se encuentran barritas energéticas, snacks, aperitivos, pasta y granolas solo aptas para intrépidos.

Leer: Desmontando diez grandes mitos sobre alimentación

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie