¿Necesitas ayuda con algo? Descubre todos los tipos de coaching

¿Necesitas ayuda con algo? Descubre todos los tipos de 'coaching'

Por definición, un coach es una persona que te tutela en un aspecto concreto y te ayuda a mejorar tus habilidades, bien sean en relación a tus emociones, relaciones sociales, vida saludable o economía.

por Cristina Soria

El coaching es un concepto relativamente nuevo y que consiste en ayudar a los demás a mejorar y a conseguir sus metas. Cuandos nos referimos al coaching en un sentido amplio, estamos hablando de aquellas herramientas y conocimientos que pueden ayudarnos a ser más eficientes, empáticos y felices. Sin embargo, existen muchos tipos de coaching enfocados a nuestras diferentes necesidades y, en función del que necesitemos, deberemos acudir a un tipo de profesional completamente distinto.

El primer tipo de coaching, el más evidente y al que de forma más fácil nos referimos cuando hablamos sobre este tipo de ayudas, es el coaching que tiene por objetivo ampliar nuestros recursos psicológicos. Puede tratarse de un coach para mejorar nuestra autoestima, nuestras relaciones sociales o para afrontar situaciones emocionales que nos generan inquietud. En este sentido, el coaching psicológico entra en cierta superposición sobre lo que podría hacer por nosotros un psicólogo, con la diferencia de que para realizar terapia en España hay que ser psicólogo titulado y colegiado, y para realizar coaching no es necesario.

Es decir, si lo que pretendemos es iniciar una terapia sobre nuestros problemas psicológicos, sociales o emocionales, el lugar donde debemos buscar esa ayuda está en un especialista de la psicología, y siempre y sin excepción debe tratarse de un profesional adscrito al colegio de psicólogos o psiquiatras provincial.

VER GALERÍA

'Coaching' para conseguir objetivos

Supongamos que necesitamos que alguien nos ayude a cambiar nuestro estilo de vida, porque creemos que nos hemos dejado y que no vestimos de la forma adecuada, que no nos gusta los entornos en los que nos movemos y que empezamos a considerar que muchas de nuestras decisiones sociales han sido un error, porque tal vez no contamos con la autoestima suficiente o con las herramientas sociales que necesitamos para salir a flote en los entornos en los que nos gustaría estar.

Un coaching de objetivos puede ser la solución. En función de nuestras necesidades puede ser una persona formada en aspectos sociales: con nociones de personal shopper, con conocimientos de cómo mejorar nuestras relaciones sociales y cómo abrirnos a otras personas o ambientes.

Leer: Empatía, una cualidad importante para el éxito de las relaciones de pareja

'Coaching' deportivo

De la firma forma, existen coachings especializados en ayudarnos a mejorar nuestra salud. Pueden ser dietistas-nutricionistas o tener titulación de personal trainer. Son personas que pueden acompañarnos en todo el proceso de ponernos a punto físicamente, vigilando nuestra salud no desde su gabinete, sino desde un enfoque más cercano, integral y humano.

Si algo caracteriza a los coach es que están a tu lado y que son polifacéticos, porque deben abarcar muchos más ángulos que el de un solo profesional en concreto. Los coach funcionan como “hermanos mayores” o como entrenadores, pero en un sentido muy amplio de la expresión.

VER GALERÍA

Leer: ¿Sabes qué es el pensamiento lateral?

Coach financiero

Existen coach destinados a la gestión económica que te pueden ayudar a coger el control de tus cuentas. No te dirán dónde invertir, sino que te ayudarán a entender cómo funcionan realmente las herramientas para ahorrar, controlar tus finanzas y organizar tus ingresos para no llevarte disgustos. 

Aunque existen aplicaciones que te ayudan a esto, el problema es que no todo el mundo tiene el mismo nivel de autocontrol, de ganas de entender la economía y de holgura. Un coach económico te acompaña en todos tus procesos financieros para que saques partido de tus contratos, tus pólizas y tus gastos diarios. Con él lograrás entender cómo es que, por mucho que tratas de ahorrar, nunca tienes la cuenta con números negros, o cómo si reservaste un dinero para un fin concreto, cuando llega el momento de disponer de él ya no lo tienes.

Leer: Estos son los momentos en los que tu mente es más creativa y resolutiva

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie