ejercicios-celulitis

Si haces estos ejercicios con regularidad acabarás con la celulitis

Hay tres ingredientes para atacar la celulitis: ejercicio, buena alimentación y constancia. Estos ejercicios ayudarán a eliminar la celulitis si los hacemos con regularidad y los mantenemos en el tiempo

por hola.com

La celulitis es una acumulación de grasa en ciertas partes del cuerpo, por lo general piernas, glúteos y abdomen, que produce en la piel una rugosidad comparable a la piel de una naranja. Su no aparición o su erradicación es, sin duda, una de las mayores inquietudes de las mujeres a nivel estético, dado que no es visualmente atractiva y, además, en ocasiones puede provocar dolor.

Básicamente, las causas de que aparezca la celulitis son la falta de actividad o sedentarismo y malos hábitos de alimentación, aunque también puede aparecer por ciertos trastornos hormonales, dificultades en la circulación de la sangre o, simplemente, por picos de estrés y ansiedad.

No cabe duda de que llevar un modo de vida en el que estar sentado sea el patrón habitual, favorecerá la aparición de la celulitis y su permanencia en el cuerpo. “Quiero resaltar que no existen las fórmulas mágicas para despedirnos de ella: sí, existen cremas y otros productos tópicos que favorecen su eliminación; pero si no te calzas las zapatillas deportivas e instauras la actividad física como un hábito, no le podrás decir adiós definitivamente”, señala Jon Ibero, Director de Programas de Sports Leaders Academy de  Infinit Fitness.

- Relacionado: Cómo caminar rápido puede ayudarte a vencer la celulitis

Como hemos dicho al inicio, estamos hablando de una acumulación de grasa, por lo que no debemos alarmarnos. Se puede combatir. Harán falta tres ingredientes: ejercicio, buena alimentación y el más importante, constancia.

Algo que tenemos que dejar claro desde el principio y en lo que ya hemos incurrido otras veces, es que no se puede perder grasa de forma localizada. Por lo tanto, y muy ligado con la constancia, es que no podemos perder la motivación al ver que empezamos a entrenar y no perdemos directamente la grasa de nuestras caderas o glúteos. No obstante, el momento en que lo hagamos llegará tarde o temprano.

Sentadillas, subir escaleras, caminar contra la piel de naranja

Dicho esto, vamos a ver una serie de ejercicios que favorecerán la desaparición de la celulitis si los llevamos a cabo con regularidad y los mantenemos en el tiempo:

  • Actividad aeróbica diaria: podemos comenzar andando, si somos principiantes o tenemos algún problema con nuestras articulaciones. Es un ejercicio magnífico y que no requiere de material o de instalaciones. Poco a poco, si estamos capacitados para ello, podemos trotar o correr, focalizándonos, de este modo, en tonificar los grupos musculares de las piernas y glúteos. Otra opción es nadar, que impacta también en nuestro abdomen.
  • Sentadillas: como ya sabemos, uno de los mejores ejercicios funcionales que existen, y que implica todo el tren inferior y el core, ayudando así a tonificar estos grupos musculares. Además, cuentan con la ventaja de que se puede variar infinitamente su ejecución: se pueden realizar sin peso, con peso, en su modalidad “sumo”, de forma isométrica, con salto, etc.
  • Zancadas: de la misma forma que las sentadillas, otro de los ejercicios que más se recomiendan para fortalecer el tren inferior, ganar masa muscular y, de esta forma, poner más firme la piel que recubre piernas, glúteos y core. De nuevo, con muchas variantes en su ejecución.
  • Hip Thrust: se trata de un ejercicio específico de abductores y glúteos, al que se puede ir aplicando peso de forma progresiva, o que puede llevarse a cabo también con gomas de resistencia.
  • Elevaciones de piernas: en posición cuadrúpeda, estirar una pierna hacia atrás y levantarla, volviendo a la fase inicial y repitiendo el movimiento 15 veces con cada pierna. Otra variante es tumbarse de medio lado, con las piernas de nuevo estiradas sin flexionar la rodilla, y subir y bajar una pierna repetidamente, repitiendo el ejercicio con la otra tras 15 repeticiones. Este último ejercicio puede llevarse a cabo con gomas de resistencia, que nos dificultarán su ejecución en la fase concéntrica del movimiento.
  • Step o subir escaleras: olvídate de los ascensores y de las escaleras mecánicas, es hora de subir a pie. Tu capacidad aeróbica lo va a agradecer, así como tu tren inferior, que se verá sometido a una buena carga de trabajo. Todos sabemos lo que es y lo que implica para nuestro cuerpo subir una buena cantidad de escaleras.

Vistos estos ejercicios, los cuales todos tienen en común que se puede ir mejorando con bastante rapidez en ellos, ya sea en numero de repeticiones, peso añadido o tiempo ejecutado, solo cabe recordar dos cosas: por un lado, la importancia de mantener una dieta saludable en la que controlemos las grasas que ingerimos; por el otro, no hay que olvidar que el secreto radica en cambiar el hábito

- Relacionado: Lo que jamás debes cenar si quieres perder grasa 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie