Estas son las diferencias entre el tofu y el tempeh

Estas son las diferencias entre el tofu y el 'tempeh'

Si te interesa incluir opciones veganas en tu dieta, deberías tener en cuenta estos dos productos, procedentes de las semillas de soja.

por Cristina Soria

Es posible que seas vegetariana; o puede que quieras reducir el consumo de carne en tu dieta; o tal vez te gustaría ampliar tus posibilidades a la hora de comer. En cualquiera de estos casos seguramente has oído hablar más de una vez del tofu y del tempeh, si es que no los consumes ya. La base de ambos es la semilla de la soja, aunque el tofu es, sin duda, mucho más conocido ya que se comercializa en nuestro país desde hace años. Pero te recomendamos que también descubras el tempeh, que es parecido aunque no igual, para que puedas combinar ambos productos según consideres mejor en cada momento. 

Tanto el tofu como el tempeh son alternativas veganas para obtener proteína de alta calidad que encontramos en la carne. Es decir, ambos contienen los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo y que no podemos fabricar. 

Leer: Recetas vegetarianas: ¿has probado el 'tempeh'?

Se elaboran de manera diferente

Aunque ambos productos procedan de las semillas de soja, se elaboran de manera diferente. El tofu tiene un proceso similar al del requesón: se parte de la leche de soja, a la que se le coagula la proteína para que se solidifique, añadiendo ciertas sustancias. Estas sustancias pueden ser sulfato cálcico (yeso), cloruro de magnesio o cloruro de calcio. También se puede dar una consistencia gelatinosa al tofu con coagulantes ácidos. El cuajo resultante se deja escurrir en una gasa. El resultado final puede ser desde muy cremoso hasta muy firme, para que decidas si es mejor para una sopa o para hacer a la plancha.

VER GALERÍA

El proceso de coagulación del tempeh es diferente al del tofu, ya que se realiza fermentando las semillas de soja previamente hidratadas, peladas, y cocidas. Se colocan en una bolsa de plástico cerrada pero con orificios, junto al hongo rhizopus oligosporus, que se irá alimentando de las semillas a través de la fermentación, hasta conseguir transformarse en una pasta blanquecina.

Leer: Recetas deliciosas con tofu

El aspecto y el sabor también es diferente

El tofu es blanquecino y tiene una textura gelatinosa que le hace parecer una mezcla entre una cuajada y un queso fresco. Es quebradizo, liso y húmedo, ya que se conserva en agua. No tiene apenas sabor, así que lo adquiere del alimento con el que se cocine.

El tempeh, al contrario que el tofu, es de textura seca. Es rugoso, de color beige, y en su interior se pueden ver los trozos de soja entera. Su sabor es ligero y ligeramente dulzón.

Las propiedades nutricionales de ambos

Tanto el tempeh como el tofu tienen mucha proteína: 19 gramos por cada 100 gramos el primero y 14 gramos por cada 100 gramos el segundo. Es cierto que el tempeh además de más proteína, tiene más fibra que el tofu, pero también más calorías (algo más del doble). 

Ambos son bajos en sodio, pero el tempeh aporta más potasio que el tofu, pero este último aporta calcio de manera considerable. Se podría concluir que el tempeh es quizás más saludable que el tofu, pero de manera leve. Así que puedes disfrutar de los dos. 

Leer: Recetas vegetarianas con tofu

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie