Aprende a aprovechar todo de las verduras

Puede que estés tirando parte de las verduras que se puede aprovechar

Sácales el máximo partido a los vegetales para llevar una alimentación más sostenible y, de paso, ahorrar unos euros

por Gtresonline

Reciclar está más de moda que nunca. Dar una segunda vida a todo tipo de objetos que ya han cumplido con su función es la alternativa más sostenible y responsable para proteger el medioambiente y no generar más residuos contaminantes. Es un término extensible al ámbito de la moda (con el auge de tejidos ecológicos y reutilizables) y también usado en decoración, cuando en lugar de tirar un mueble viejo creamos otro nuevo. Incluso, ha llegado a la hostelería con locales que luchan contra el desperdicio de comida, algo que tú también puedes hacer en tu propia casa. A lo mejor no eres consciente, pero es posible que estés tirando a la basura partes de alimentos que todavía puedes aprovechar. Unos de los que más juego ofrecen son las verduras.
Los vegetales tienen muchas ventajas: son una de las opciones más saludables en la dieta, son ricos, económicos y, además, dan mucho de sí. Aprovéchalos al máximo en la cocina, no solo para ahorrar unos euros, sino también para hacer tu alimentación más sostenible y descubrir nuevos sabores y texturas. Aquí te ofrecemos varias ideas.

VER GALERÍA

Tronco de brócoli y coliflor para hacer cuscús vegetal 

El tallo del brócoli y la coliflor (u otros miembros de la familia de las coles) es su parte más dura y fibrosa, por lo que en la mayoría de las ocasiones suele acabar en el cubo de la basura, desaprovechando muchas de sus propiedades y una cantidad muy generosa de producto. No obstante, puedes picarlo fino en el robot de cocina o bien con un cuchillo para hacer un delicioso cuscús vegetal. Tan solo tienes que escaldarlo unos segundos en agua hirviendo y saltearlo con un poco de aceite de oliva y especias para obtener un delicioso y saludable plato oriental.

Parte verde del puerro y hojas de apio para enriquecer caldos

Normalmente, solo se usa la parte blanca del puerro, mucho más fina y tierna que la verde para añadirla a guisos y sofritos. Pero lo que desconocemos es que esta última encierra mucho más sabor, por lo que resulta ideal para enriquecer y potenciar todo tipo de caldos. Lo mismo sucede con las hojas del apio, más fuertes y concentradas que la parte del tallo que se suele comer.

VER GALERÍA

Hojas de zanahoria y remolacha para ensaladas

Las zanahorias y remolachas que utilizamos para cocinar son en realidad raíces, de modo que desaprovechamos una parte muy valiosa: sus hojas. Cuando están verdes y tersas son perfectamente válidas para añadir a ensaladas por su sabor intenso. Además, suponen un importante aporte de vitaminas.

Tallo de las cebolletas para salteados

Al comprar un manojo de cebolletas, una de las primeras cosas que se suelen hacer es cortar sus largos tallos sin saber que son todo un tesoro para dar un toque fresco y muy auténtico a tus salteados orientales. Cortados finos, tienen un sabor mucho más delicado y menos invasivo (similar al del cebollino) que la parte blanca, en ocasiones, demasiado picante.

Mondas de patata fritas como snacks 

Puede que suene descabellado y propio de otra época, pero las mondas de patata, fritas y aliñadas con ajo y perejil (o los condimentos que prefieras), son un sabroso y económico aperitivo que conseguirá sorprenderte. Eso sí, antes de pelarlas, ten la precaución de lavarlas bien para eliminar cualquier resto de tierra y fríelas en aceite bien caliente.

VER GALERÍA

Semillas de calabaza tostadas para hacer pipas

La próxima vez que abras una calabaza ten mucho cuidado de no tirar sus semillas. Tal vez no hayas caído en ello, pero si las lavas bien y las tuestas en el horno o en una sartén puedes obtener un rico y saludable aperitivo de pipas. Además, puedes añadirles especias (como curry o pimentón) para darles un toque exótico y lleno de sabor.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie