gimnasioautoestima

Así influye ir al gimnasio en tu autoestima

Hacer deporte influye de manera directa en nuestro bienestar psicológico y en nuestros niveles de satisfacción personal.

por Cristina Soria

Ir al gimnasio nos reporta numerosos beneficios físicos que repercuten directamente en nuestra salud, pero las bondades del deporte no atañen solo a nuestro cuerpo. Realizar una actividad física con regularidad equilibra nuestro interior y nuestro exterior, haciendo crecer nuestro amor propio.

Diferentes estudios aseguran que las mujeres que hacen deporte son más positivas y tienen una mejor imagen de sí mismas que aquellas que llevan una vida sedentaria. Es decir, el deporte aumenta nuestra autoestima. Y si esto ocurre saldremos ganando en todos los aspectos, porque la seguridad en uno mismo es fundamental para resolver los avatares de la vida y del día a día.

Leer: La música que escuchas influye en tu rendimiento cuando haces deporte

Las endorfinas son las responsables

Las endorfinas se han ganado a pulso ser llamadas las “hormonas de la felicidad”. Estos neurotransmisores de placer son los responsables de que tengamos sensación de bienestar y rebajan el dolor que podemos sentir ante situaciones adversas. Las endorfinas aumentan su actividad considerablemente al realizar una actividad física de alta intensidad. Esa es la razón de que aquellas personas que practican deporte de manera habitual tengan un nivel de endorfinas elevado que les produce una sensación de felicidad superior a aquellas personas que no se ejercitan físicamente. Alguien cuyo estilo de vida es sedentario posiblemente experimente menos placer o sea más susceptible a sufrir altibajos anímicos que alguien cuya vida es físicamente activa. 

VER GALERÍA

Un bajo nivel de endorfinas puede causar fatiga, problemas de sueño ansiedad o un desequilibrio en la alimentación, ya que puede tanto disminuir el apetito como aumentar. En cambio un nivel alto de endorfinas nos llena de vitalidad y energía, aumenta nuestra autoestima, e incluso refuerza nuestro sistema inmunológico.

Leer: Actividades creativas que aumentan tu autoestima

Y la dopamina también ayuda

Además de las endorfinas, cuando realizamos ejercicio nuestro cuerpo también libera dopamina. Esta hormona es la responsable de que experimentes una placentera sensación de felicidad al hacer deporte. En ese momento tu cerebro establece una relación entre el ejercicio físico y la sensación de bienestar, alegría y euforia que se ha producido en tu cuerpo. Así es como comienza a apetecernos cada vez más hacer ejercicio con regularidad, y cada día que pasa nos sentimos mejor con nosotras mismas.

La regularidad influye en el efecto que estas hormonas tienen en nuestro cerebro, porque la concentración de las mismas crece de manera continua en gran parte de las áreas del cerebro. Por eso sus efectos de satisfacción y alegría aumentan y se hacen más constantes.

El deporte siempre implica superación

Hacer deporte supone un esfuerzo que requiere nuestra energía y vitalidad para poder superarnos cada día. Los logros y los avances son siempre visibles, hasta el punto que cada vez que eres consciente de haber evolucionado y mejorado en aquello que practicas surge una fuerza en tu interior que te llena de orgullo y te hace sentir como una deportista de élite. Así no solo estarás más en forma, también estarás más segura de ti misma, más satisfecha y feliz.

Además, ir al gimnasio o practicar deportes en grupo te ayuda a socializar, y a conocer gente, lo que te aleja de sufrir sensación de soledad, te ayuda a adaptarte a diferentes entornos, y refuerza la seguridad en ti misma.

Leer: Trucos para no abandonar el gimnasio

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie