Actividades creativas que aumentan tu autoestima

Actividades creativas que aumentan tu autoestima

Refuerza tu sentimiento de autoestima sumergiéndote en actividades creativas que te ayuden a encontrar tu propia voz, a poner en orden tus ideas y a vibrar.

por Cristina Soria

Las actividades creativas fomentan nuestra autoestima porque son, en sí mismas, un cauce para la expresión personal y el auto-descubrimiento. Cuando ponemos en marcha nuestra imaginación y creamos nuevos mundos, estamos definiendo cómo nos sentimos, impregnando el trabajo creativo de una versión de quiénes somos (de nuestra identidad) y de quiénes queremos ser.

Muy a menudo sentimos que nuestra identidad no acaba de representarnos. Es decir, tenemos la percepción de que el mundo nos no acaba de ver en todo nuestro esplendor, que no atraviesa la dura capa de corteza que nos oculta. Porque hay muchas cosas en nuestro interior, una riqueza creativa que explorar y modelar. El problema es que a veces los tiempos, las ocupaciones y lo que se espera de nosotros no lo ponen fácil, y nos sepulta la rutina.

Alíate con la creatividad, utilízala como herramienta para potenciar tu autoestima, para hacer vibrar tu cuerpo con la brillante experiencia de ser quien quieres ser, y descúbrete a ti misma. Probablemente te sorprendas de hasta dónde puedes llegar. Y lo más importante: no busques un resultado rápido, sino disfrutar del camino.

'Quien canta, sus males espanta'

La música nos hace vibrar, nos transporta a otras épocas y nos ayuda a evocar sentimientos que a veces consideramos dormidos. Escucha más música, y hazlo siempre que quieras, pero hazlo aun con mayor razón cuando necesites un empujón de autoestima. No te dejes amedrentar por las canciones púramente melancólicas y busca las energéticas, las que te hacen volar. Cántalas y sácalas de tu intimidad. No temas tararearlas y permitir que te acompañen.

VER GALERÍA

¿No sería fantástico poder cantar? Apúntate a clases de canto. Busca un grupo amateur o un coro. Ve a un karaoke. Disfruta extendiendo la costumbre de cantar en la ducha y hazlo en el resto de la casa. Coge el mando a distancia como si fuera un micrófono y siéntete libre. Cuanto más cantes, mejor lo harás, y estarás haciendo música: tu propia melodía de autoestima. ¿Quién te va a detener?

Leer: Puede que tengas la autoestima baja (y no lo sepas)

'Me paso el día bailando'

Mueve las emociones moviéndote tú. Busca el baile, que tu cuerpo salga de la rutina, de las constricción cotidiana. Enseña a tus músculos otras partituras bailando allá donde estés. Busca clases de baile de salón, apúntate a zumba: siente cómo quemas grasa, como tu cuerpo busca el equilibrio y se expresa.

VER GALERÍA

Siéntete guapa bailando, pierde la vergüenza y transforma toda la energía que antes te mantenía en contención en un torbellino que traduce en autoestima cada paso de baile. Porque bailar es una de las formas de expresión más antiguas que se conocen, el ritmo nos da seguridad y la autoestima crece cuando más dominamos este arte, ayudándonos a salir hacia afuera y a ser proactivos.

'Pinta la vida de tus colores'

Prueba a dibujar. Imagina cómo te dibujarías a ti misma. Coge un lápiz y un papel. ¿Qué tipo de rasgos harías? Si la respuesta es un dibujo muy esquemático: un círculo con pelo, ojos nariz y boca, debes saber que los psicólogos evalúan el estado de ánimo por medio de los dibujos, en función de su sencillez. Si te dibujas a ti misma con cuatro rasgos muy esquemáticos es porque (probablemente) tienes muy baja autoestima y no te sientes muy a gusto expresándote.

VER GALERÍA

Rompe con eso. Dibuja, utiliza todo el papel que quieras, sumérgete en descubrir cómo recuerda e interpreta tu cerebro la forma de las cosas. Si no sueles dibujar, probablemente todo lo que hagas te parezca una pérdida de tiempo ¿pero a que es divertido? Puedes pasarte horas intentando copiar una foto, y poco a poco irás cogiendo práctica. Dibuja por placer, como un pasatiempo. Busca un cursillo, un tutorial, o enfráscate con tus lápices. Y cuando superes una primera fase y notes un cambio en tu forma dibujar enorgullécete de ello.

Leer: Estos son los errores que acaban minando tu autoestima, ¡evítalos!

Escribe, suéltalo todo

La escritura es una forma maravillosa de auto-análisis. Escribe largo y tendido sobre tu opinión de la vida. Puede ser un diario, o puedes darle una estructura ajena, como si fuera ficción. Representa el mundo a través de tu mirada y permítete impostarte, inventarte, e ir más allá. 

VER GALERÍA

Porque si escribes aquello que quieres expresar, poniendo tus palabras en otros personajes y atreviéndote a decir lo que suelen callar, probablemente rompas el duro caparazón de la baja autoestima. Cuando lleves un tiempo escribiendo y sientas que has superado la barrera del juego y que aquello que escribes podría ser divertido, busca poder enseñar aquellos textos de los que te sientas orgullosa. Sabes que escribes para ti, pero puedes buscar lectores. No tengas miedo a ser analizada y a que lo que escribes pueda no ser comprendido. Utiliza la escritura como el campo de pruebas de tu autoestima. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie