pies-estres

¿Sabías que tus pies son el mejor indicador de estrés?

Es una de las partes de nuestro cuerpo que más padecen las consecuencias emocionales de una mala gestión del estrés y la ansiedad. Terapias como la reflexología pueden ayudarnos a aliviar los síntomas

por hola.com

En nuestros pies tenemos 40 músculos y más de 200 ligamentos que soportan nuestro peso y nos permiten movernos con ayuda de los músculos de las piernas. También son los responsables de compensar los desequilibrios y mantener una postura correcta. Por estas mismas razones, el pie es una de las partes del cuerpo que más sufren los problemas musculares asociados a los estados de estrés y ansiedad, según los expertos en podología. Así, muchas personas que sufren patologías del pie es a consecuencia de un trastorno emocional, que les provoca alteraciones en la postura y el movimiento.

“El estrés es un estado emocional que nos afecta tanto a nivel psíquico como físico y motriz. Por tanto, puede provocar alteraciones musculares, posturales y circulatorias, entre otras. Frente al estrés, nuestro cuerpo reacciona provocando cambios, que normalmente afectan a nuestros pies y a nuestra forma de caminar; viéndose afectados nuestros músculos, tendones, ligamentos, huesos y nuestra circulación arterial y venosa. De tal forma que nos encontramos con que nuestro cuerpo debe realizar un sobreesfuerzo que se traduce en: aumento de cansancio, dolor articular, pesadez, pies fríos y piernas hinchadas. En cuanto a los cambios posturales, es importante recordar que nuestros pies soportan todo el peso del cuerpo, el estrés hace que nuestros dedos se ‘agarroten’, que no sean flexibles, que nuestra pisada varíe... Por último, unos pies que no estén en condiciones provocarán a corto y medio plazo molestias, y pueden llegar a tener repercusiones en nuestras rodillas y caderas”, explica Juan Manuel Medina, experto en reflexología y director del centro Sanis Natura.

- Lee: Una vez al mes... ¡un masaje contra el estrés!

Reflexología podar: eliminar el estrés por los pies

La medicina biorreguladora, que cuenta con tratamientos como la reflexología podal, ha demostrado su eficacia en el tratamiento del dolor y la inflamación. Con la reflexología podemos aliviar (aunque no eliminarlas por completo), desde problemas musculares a  un mal funcionamiento digestivo a causa del estrés; ya que desde el pie se tiene acceso a las terminaciones nerviosas del hipotálamo y las glándulas suprarrenales (vinculadas al aumento de la producción de cortisol en situaciones de estrés).  

“La reflexología podal es un tipo de masaje que se realiza en los pies, está basado en la existencia de zonas reflejas en los mismos, que representan a todos los órganos y partes de nuestro cuerpo. Mediante masaje y presión en estas zonas reflejas de los pies, actuamos a distancia sobre el organismo. Buscamos que sea el propio organismo el que se reequilibre, se produzca un aumento de nuestras defensas, se favorezca la eliminación de residuos y sustancias tóxicas para nuestro organismo, se estimulen los procesos de regulación natural del organismo. Es aplicable a cualquier persona debido a la escasez de efectos secundarios, lo que hace que cada vez sea demandado por más personas”, apunta el experto.

- Lee: ¿Cuál es el mejor tratamiento para el estrés y la ansiedad?

- Lee: Vídeo de meditación para calmar es estrés y la ansiedad

Más beneficios de la reflexología:

  • Es relajante, reduce el estrés y es muy agradable de recibir.
  • Mejora la circulación venosa, arterial y linfática (reduce la inflamación).
  • Equilibra los distintos sistemas de nuestro organismo.
  • Favorece la eliminación de toxinas.
  • Aumenta nuestra energía.
  • Se liberan endorfinas (disminuye el umbral del dolor).
  • Puede usarse como preventivo.

Más: Cómo utilizar el estrés para ser más felices

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie