Consigue que no te afecten los imprevistos de la vida

Consigue que no te afecten los imprevistos de la vida

Los imprevistos no aparecen en nuestra vida por una cuestión de mala suerte, sino que forman parte de ella y están ahí para recordarnos que quizás no podemos planificarlo todo.

por Cristina Soria

Los imprevistos son situaciones que aparecen por sorpresa, sin avisar, y sin que hayamos podido preverlos. Y ocurren todo el tiempo. Por eso una cosa es que podamos (y debamos) planificar nuestras obligaciones diarias, y otra muy distinta es tener la capacidad de controlar hasta el último detalle. Si piensas que es posible, es mejor que lo olvides cuanto antes, porque no es así. Y si no lo crees ya están los famosos imprevistos para recordártelo cuando menos te lo esperes. A veces hacen la vida más emocionante, pero otras solo hacen que complicarla. Y es entonces cuando tienes que estar preparada para afrontarlos.

Leer: Aprende a afrontar los cambios de tu vida

Evita decidir de manera impulsiva

Hemos de tener claro que los imprevistos ocurren por mucho que queramos evitarlo, y hay que estar preparados para aceptarlos. Si consigues interiorizar eso, es más fácil que tengas una buena reacción cuando llegue el momento y seas capaz de tomar mejor las decisiones necesarias.

VER GALERÍA

Para lograrlo, y no arrepentirte de las decisiones que tomas, es importante evitar la impulsividad. Esta nos lleva a actuar guiados por la emoción, pero si se trata de resolver imprevistos, mejor tener también la mente fría.

No pierdas tiempo en preguntarte el porqué

Es cierto que está muy bien plantearse por qué nos ocurren ciertas cosas, pero en el caso de los imprevistos, es mejor hacerlo cuando todo ha pasado. Si en el momento en el que aparece un imprevisto intentas buscar responsabilidades en ti, en otras personas, o en el azar, solo conseguirás alimentar tu mente con pensamientos negativos y hacerte daño. Debes dejar espacio para los pensamientos positivos que te puedan ayudar a tomar decisiones, y dejar las posibles responsabilidades para otro momento.

Leer: Trucos para aumentar la productividad

Valora si el imprevisto es urgente o no

Cuando aparece un imprevisto lo que hace es, entre otras cosas, romper tu planificación. Pero a lo mejor no es necesario que lo atiendas de forma inmediata, aunque te haya pillado por sorpresa. A veces sencillamente puede esperar, y otras es mejor que no actúes de inmediato porque sabes que la falta de tiempo para reaccionar te va a llevar a una mala situación. 

Concédete un momento para pensar cuánto tiempo te va a llevar solucionar ese imprevisto y sabrás si ese es el momento oportuno. Quizás es mejor encontrar una solución temporal y encontrar el tiempo adecuado para resolverlo definitivamente un poco más adelante.

Planifica con un margen

Los imprevistos ocurren más a menudo de lo que parece, y no está de más que en nuestras apretadas agendas dejemos un espacio que nos proporcione un margen de error. Es habitual que queramos ser optimistas con las planificaciones, plazos de entrega en el trabajo, etc. Pero los imprevistos están al acecho dispuestos a alterar el planning más perfecto, así que no está de más que no ocupes todo tu tiempo en lo imprescindible. Si crees que algo te va a llevar 5 horas, mejor reserva 7, y no tendrás que correr a última hora. Deja que la vida te sorprenda y que tú estés ahí para hacerle frente. 

Leer: Aprende cómo debes respirar si tienes ansiedad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie