Criador español de perros para 'Alpha, la película'

El criador de perros español que ha llegado a Hollywood

Una película ha dado a conocer a este experto canino en perros lobo, quien ahora advierte de su peligro

por Gtresonline

Rafael Vicente Moríñigo es ahora uno de los criadores de perros más conocidos de La Red. ¿La causa? Este experto canino y amante de los animales desde la infancia se ha especializado en la raza perro lobo checoslovaco (PLC) y dos de sus ejemplares han participado en una superproducción de Hollywood. Esta especie se ha convertido en una de las más solicitadas este año como consecuencia del estreno de la mencionada cinta, 'Alpha, la película'. El filme presenta la historia de un joven de hace 20.000 años que sale de cacería y sobrevive, a pesar de estar herido. Al despertar, el chico se encuentra a un lobo abandonado por su manada junto a él y ambos inician una aventura. El relato ha generado un interés mayor por los perros lobos, que ha derivado en un nuevo mercado en torno a este animal. 

VER GALERÍA

Sin embargo, estos perros no están preparados para ser una mascota, puesto que tienen comportamientos propios de su espíritu salvaje. En consecuencia, tal y como explica el propio Moríñigo a La Razón, decidió poner punto y final a su cría: "En lugar de aprovechar este tirón publicitario decidí parar la cría de esta raza por la dificultad de encontrar propietarios debidamente concienciados y para evitar un mayor número de abandonos. Invito a reflexionar y no dejarse llevar por las modas". La raza, que existe desde hace solo 60 años (y lleva 12 en España), surgió tras un experimento con fines militares realizado en 1958 en Checoslovaquia. Así, la policía de este país cruzó ejemplares de pastor alemán con lobas para que los cachorros resultantes fueran los responsables de proteger la frontera. Los PLC cuentan con un carácter fuerte y destacan por su astucia, su energía, su poca capacidad para interactuar con otros perros y su habilidad para escapar.

Leer: Darwen,. Haru y Pipa: de perros abandonados a terapeutas

En declaraciones a El Comercio advierte del desconocimiento general sobre el tema y la falta de seriedad y formación de ciertos criadores ilegales y los futuros dueños: "Hay clientes que quieren un perro parecido a un lobo y, como les da igual todo, el criador no les explica nada. Conozco un caso en el que a un hombre de 80 años le vendieron un cachorro de dos meses sin avisarle de cómo iba a ser cuando creciera. Muchos buscan perros de adorno, es como si compraran un jarrón para aparentar por la calle".

Leer: La enternecedora historia de Banner, la husky que rescató y 'adopto' a unos gatitos

Una cuestión de responsabilidad

Precisamente porque se trata de un animal muy activo, los expertos recomiendan no tenerlo en casa a menos que se sea un entendido. Necesitan salir a correr con regularidad y no son aptos para quienes habitan en la ciudad. A pesar de todos los consejos de expertos, las compras de estos canes han aumentado exponencialmente, algo que a su vez ha derivado en un crecimiento en el número de abandonos de esta raza. Generalmente se adquieren de forma ilegal, puesto que resultan más asequibles, frente a los 1.500 euros mínimo que se desembolsan en uno que cumpla las normativas. Por su parte, Rafael, que ha confesado no querer formar parte de este sistema en el cual participan criadores irresponsables, dejó atrás la preparación de esta raza y ahora trabaja en una panadería por las noches, mientras mantiene su criadero con otras especies.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie