Amigos y enemigos de un vientre plano

Amigos y enemigos de un vientre plano

Una rutina de ejercicios, aunque sea exigente, no basta para lucir abdominales. Además, debemos prestarle mucha atención a nuestra alimentación.

por Cristina Soria

Si lo das todo haciendo abdominales, en casa o en el gimnasio, y realizas ejercicio aeróbico con regularidad pero no consigues el ansiado vientre plano, ha llegado la hora de revisar lo que comes. Hay alimentos que te ayudan a reducir la grasa abdominal, y otros que favorecen que se acumule en esta zona. Algunos que disminuyen la hinchazón y las molestias estomacales, y otros que las propician. Descubre cuáles son tus aliados, y cuáles tus enemigos para lucir un vientre liso que te permita marcar abdominales.

Leer: Descubre si es más saludable la comida fría o la caliente

Alimentos amigos

  • Las sardinas: el pescado azul te ayuda a alisar tu barriga. Las grasas saludables, especialmente los omega 3 del pescado azul (salmón, atún, sardinas, etc.) pueden hacerte reducir la grasa abdominal al acelerar el metabolismo y la capacidad para quemar la grasa. además , tienen un efecto saciante que te hará comer menos. Incluye el pescado azul en tu alimentación, al menos, dos veces por semana.
  • El aceite de oliva: el ácido oleico del aceite de oliva virgen extra activa la grasa parda de nuestro cuerpo, la que nos protege del frío y que, al activarse, consume muchas calorías. Por ello, consumir aceite de este tipo te ayuda a combatir la grasa abdominal y a reducir el contorno de tu cintura. No te excedas de 3 cucharadas al día.
  • Las legumbres: estos alimentos, junto con los cereales integrales, son ricos en magnesio, un mineral que ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre, y que evita que el exceso de esta se acumule en forma de grasa. Además, son ricas en fibra, que evita el estreñimiento, otra fuente de hinchazón abdominal.
  • Las nueces: al igual que otros frutos secos, son saciantes y muy ricas en ácidos omega 3, que aceleran el metabolismo y, en consecuencia, ayudan a quemar más grasas. Pero no te excedas en la cantidad, con 15 gramos al día es suficiente.
  • Frutas y verduras de colores vivos: los colores rojos, amarillos y naranjas de las frutas y verduras garantizan un alto contenido en vitaminas y antioxidantes. Y la vitamina C, presente en muchas de ellas, reduce el cortisol, la hormona del estrés relacionada con el exceso de grasa en la tripa.

Leer: Los colores de las frutas y verduras cuentan mucho de ellas

Alimentos enemigos

  • Bebidas light: según un estudio publicado en la revista Obesity, las personas que consumen con frecuencia refrescos bajos en calorías tienen más barriga. El motivo, parece ser, es que al pensar que ahorran calorías se permiten comer más por otro lado. Si, además, se trata de bebidas con gas el problema se agrava porque contribuyen a la hinchazón abdominal.
  • El azúcar: junto a otros carbohidratos refinados, es el peor enemigo de tu cintura. Aumentan tu apetito y desequilibran tus niveles de insulina, causando la acumulación de grasa en el abdomen. Elimina el azúcar que añades a tus platos y bebidas, y opta por hidratos complejos que sean ricos en fibra, como el arroz y la pasta integral.
  • Carnes procesadas: las grasas saturadas de las carnes rojas y los embutidos van directas a tu cintura. Reduce al máximo su consumo, y elige, siempre que puedas, carne de pollo, pavo y conejo.
  • Bollería industrial: ricas en grasas trans y saturadas que, al igual que en el caso de los embutidos, se acumulan en tu abdomen.

Leer: Esta es la razón por la que tienes el vientre hinchado (y no solo son gases)

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie