Remedios caseros para combatir la inflamación abdominal

Remedios caseros para combatir la inflamación abdominal

Por lo general, la inflamación abdominal se produce como resultado de una indigestión. Acaba con esta molestia de manera natural.

por Cristina Soria

La inflamación abdominal es muy molesta, todos lo sabemos. Por eso es normal que en ocasiones hayas optado por alguna pastilla que te intente resolver el problema de manera inmediata. Pero la mejor opción, siempre que puedas, es optar por remedios naturales más respetuosos con tu cuerpo y que, además, puedes tomar a modo de prevención. Así le evitarás un trabajo extra a tu hígado, mientras fortaleces tu organismo al cuidarlo de forma natural.

A continuación te ofrecemos una serie de remedio que puedes preparar cómodamente en casa, y otros que podrás conseguir con cierta facilidad si estás fuera en el trabajo o en una comida con otras personas.

Leer: ¿Confías en los medicamentos naturales?

Agua con vinagre de manzana

Entendemos que no suena nada apetecible, pero es uno de los mejores remedios que existe para tener una buena digestión y eliminar la inflamación abdominal. Para prepararlo mezcla una cucharadita de vinagre de manzana en un vaso de agua y tómalo antes o después de comer. Al tratarse de un ácido puro, es imprescindible diluirlo en agua es fundamental para que no produzca irritación estomacal o dañe el esmalte de tus dientes.

VER GALERÍA

Infusión de hierbabuena

La hierbabuena es excelente para tener una buena digestión, siempre y cuando la tomes antes de comer. Si tu estómago es sensible y propenso a las malas digestiones y la inflamación abdominal, puedes ayudarle tomando una infusión de esta planta antes de comer. Como poco, reducirás la posibilidad de padecer gases, una digestión pesada o cólicos.

Para prepararla, mezcla 2 o 3 hojas de hierbabuena en agua hirviendo. Déjalas infusionar durante 5 minutos y cuélalas antes de beber.

Leer: Plantas medicinales para combatir el frío: pasiflora y equinácea

Infusión de jengibre

Esta infusión tiene numerosas propiedades, como eliminar las náuseas, estimular el metabolismo y aliviar las molestias causadas por los resfriados. Para lo que aquí nos ocupa, el jengibre facilita la digestión, ayuda a reducir la sensación de pesadez en el estómago, además de evitar la hinchazón abdominal y los gases.

Prepara la infusión rallando media cucharadita de raíz de jengibre en agua hirviendo y colando antes de servir.

Té verde

El té verde cuenta con grandes propiedades beneficiosas para la salud. Te salvará de más de un aprieto porque, a día de hoy, su uso está tan extendido que puedes pedirlo fuera de casa en casi cualquier cafetería o restaurante. Es una de las mejores bebidas para combatir la inflamación abdominal. Además, tiene un alto contenido en antioxidantes que ayudan a regular el colesterol y a combatir los radicales libres.

Leer: Di adiós al insomnio con la medicina natural

Mastica semillas de cardamomo

Puedes llevarlas contigo a cualquier parte y evitar más de un apuro. Las semillas de cardamomo son un excelente remedio para la gastritis, el dolor de estómago y la inflamación abdominal. Poseen aceites esenciales que favorecen la generación de jugos gástricos y mejoran el aliento. Si su sabor te resulta muy fuerte para masticarlas, puedes utilizar estas semillas para preparar una infusión.

En cualquier caso, si padeces de inflamación con demasiada frecuencia, además de servirte de remedios como estos, es importante que busques la causa. Normalmente, tener constantemente mala digestión está relacionado con nuestros hábitos alimenticios y estilo de vida. Revísalos para reducir las molestias todo lo posible.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie