¿Hablas sola? Genial, estás beneficiando a tu cerebro

¿Hablas sola? Genial, estás beneficiando a tu cerebro

No es nada malo hablar solo. Al contrario: hay estudios que confirman que hacerlo beneficia a la mente.

por Cristina Soria

¿Alguna vez te has sorprendido hablando sola? Seguramente sí, o puede que incluso sea algo habitual para ti. No solo es algo normal: los estudios reflejan que hacerlo mejora muchos aspectos de tu vida. Según la ciencia, los niños hablan solos con frecuencia porque forma parte de su desarrollo normal. De hecho los niños piensan más en voz alta que los adultos, y cuando aprenden a hacer cosas, normalmente las narran en voz alta. Del mismo modo se hablan a sí mismos cuando algo les sale bien o cuando algo les parece muy difícil.

Al crecer, este discurso se hace interno y lo convertimos en pensamientos. Sin embargo, mantener todo dentro de nuestra cabeza y no decirlo en voz alta no es la mejor manera de aprender. Cuando hablamos en voz alta con nosotros mismos nuestros procesos cognitivos mejoran significativamente. Seguramente alguna vez has encontrado que hablar sola te ayuda a recordar mejor algo, a tener más ideas, a concentrarte en una tarea y hasta a convencerte de que puedes lograr algo.

Leer: Aprende a 'engordar' las hormonas de la felicidad

Aumenta tu eficacia

Según una investigación publicada en la revista Quarterly Journal of Experimental Psychology, decir en voz alta lo que estamos haciendo nos podría ayudar a centrar la atención. De hecho, se ha realizado un estudio en la Universidad de Wisconsin en el que se pedía a un grupo de personas que se dieran instrucciones a sí mismas en voz alta mientras realizaban una tarea determinada. Y se ha demostrado que de esta manera se es mucho más eficaz en la ejecución de dicha tarea, que realizándola en silencio.

VER GALERÍA

De esta forma se confirmó que hablar solos nos ayuda a enfrentarnos a cualquier tarea que requiera nuestra atención completa. También puede servirte de ayuda si te sientes bloqueada o perdida a la hora de afrontar un proyecto y no sabes por dónde empezar.

Leer: Puede que tengas la autoestima baja (y no lo sepas)

Mejora tu concentración

Si hablas contigo misma y además te das instrucciones en voz alta, tu capacidad de concentración mejora y te ayuda a que evites distracciones, haciendo más sencillo el proceso de toma de decisiones cuando eres capaz de visualizar tus opciones al repetir las palabras y escucharlas. Básicamente le ofreces ayuda extra a tu cerebro.

Garantiza que tienes una mente sana

Existe un prejuicio antiguo por el cual mucha gente asocia hablar solo con la locura o la esquizofrenia. En este último caso, se trata solamente de un síntoma de muchos, que ayudan a identificar una patología que es tratable.

En realidad, hablar contigo misma es una excelente forma de mantener la mente sana. Puede ayudarte a aliviar la soledad que podemos padecer en determinados momentos, e incluso puede hacerte más inteligente cuando hablas contigo en voz alta y lo haces de manera positiva. Sobre todo, si necesitas tomar decisiones importantes.

¿Puede ser malo hablar solo?

Cuando hables contigo misma en voz alta, hazlo como si fueses tu mejor amiga. Di aquello que te ayude a pensar en que todo estará mejor y a visualizar cómo puedes lograr tus metas mientras lo traduces en palabras que escuches.

En ningún caso hables contigo misma para criticarte, porque al escucharte tiene el mismo efecto que si te lo dijera otra persona. Sé amable contigo misma como lo serías con los demás.

Leer: Consejos para que no te importe lo que los demás piensen de ti

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie