Beagle

El beagle, la raza ideal para todas las casas

Su tamaño medio hace que puedan adaptarse hasta a las casas más pequeñas, siempre y cuando le asegures una buena dosis diaria de actividad física.

por Cristina Soria

Los beagles son una raza de las razas más deseadas en los hogares de medio mundo (en EE.UU. son los quintos en popularidad).Además de su aspecto adorable, los beagles son perros cariñosos, inteligentes y amigables, que disfrutan de la compañía de los seres humanos y de otros perros. Aunque en su origen se les utilizaba para la caza, están muy predispuestos a ser un miembro más de la familia, especialmente si hay niños con los que jugar.

Como curiosidad, es una raza que cuenta con miles de años de antigüedad y, en sus orígenes, eran tan pequeños que podían ser llevados en un bolsillo. Tiempo después fueron cruzados con perros de caza más grande y adquirieron el tamaño que tienen hoy en día.

Leer: ¿Nuevo miembro en la familia? Consejos para los primeros días de tu cachorro en casa

Un perro muy activo

Los beagles son muy activos y tienen mucha energía. Como buenos perros de caza, adoran correr largas distancias. Olvídate de contentarle con un breve paseo alrededor de la manzana. Si no se ejercitan se aburren y pueden destrozar la casa con tal de llamar la atención. Para evitarlo, puedes salir a correr con él cada día. De esta forma os mantendréis en forma los dos. Les encanta jugar a traerte objetos que les lances lejos, como las pelotas.

VER GALERÍA

Son sabuesos, por lo que adoran seguir un rastro y lo hacen con una voluntad tan inquebrantable que pueden llegar a ignorar las llamadas del dueño, así que es mejor que paseen siempre con correa o en patios cercados. En estos últimos, asegura bien las medidas de protección porque el beagle es un aventurero nato y buscará la forma de escaparse.

Leer: El border collie: el perro más inteligente del mundo

Los cuidados

Son perros muy sanos, pero muy glotones, nunca se cansan de comer. Su instinto les anima a almacenar energías que es difícil que lleguen a consumir, y eso puede acarrearles problemas de peso. Es muy importante controlar la cantidad que come y asegurarle ejercicio físico diario. De hecho, la cantidad de comida que le demos irá en proporción a la actividad física que realice.
Por lo demás, y en condiciones normales, solo debes preocuparte por llevarle al veterinario para sus revisiones periódicas. En cuanto a sus cuidados, tienen un pelaje corto y plano muy fácil de asear. Cepíllale con un peine de goma con cierta frecuencia y su aspecto será impecable. Aún así, no descuides la limpieza de sus orejas y oídos para evitar posibles infecciones.

Leer: Cómo preservar el buen carácter de tu bichón maltés

Los aullidos

Les encanta aullar (su nombre significa “lengua larga” en francés) y creen que a ti te encanta que aullen, así que prepara tus tímpanos si tu beagle ha decidido hacerte feliz. Pero no sufras, hay maneras de convencerle de que no necesita hacerlo todo el tiempo. A veces están reclamando más ejercicio físico, ya que, como hemos dicho, necesitan mucha actividad. También pueden aullar porque se sienten estresados, o emocionados, o están deseando salir a jugar. Cuanto más y mejor conozcas a tu mascota, antes podrás decidir cómo manejar la situación. Olvídate de los castigos y busca la causa para encontrar la solución.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie