Alimentos que ayudan a que tu cerebro se mantenga en forma

¿Qué compro para cenar: merluza o salmón?, ¿lo acompaño de brócoli o arroz?, ¿con qué lo cocino: aceite de oliva o mantequilla?, ¿será pecado esta onza de chocolate?

por Cristina Nafría, Neuropsicóloga CogniFit

© Fotolia

Una buena alimentación y mantener tu mente activa son los pilares para proteger el cerebro del envejecimiento prematuro. Descubre qué alimentos pueden ayudarte a mejorar la agilidad mental, mantener tu cerebro joven y prevenir algunas enfermedades neurodegenerativas.

Pescado para mantener tu cerebro joven

Aquello que decían nuestras madres de “el pescado es bueno para el cerebro” es cierto. Estudios recientes han demostrado cómo las dietas ricas en DAH (un tipo de omega 3 presente en el pescado azul y los mariscos) protegen nuestro cerebro del deterioro y pueden ayudar a mejorar nuestra plasticidad cerebral, capacidad de memoria y concentración. La próxima vez que vayas a la pescadería trata de seleccionar pescados como el atún, las sardinas, las anchoas, chicharro, caballa, pez espada, salmón o la anguila.

Legumbres y vitamina C, aliados para luchar contra el despiste

En lo que, quizás, nuestras madres no acertaron tanto fue en eso de “hija, come lentejas que tienen mucho hierro”. Y no es que no tuvieran razón, el problema es que nuestro cuerpo, por sí solo, no es capaz de asimilar el hierro de las legumbres. Un buen truco para no desperdiciarlo, es acompañar el plato de lentejas con un zumo de naranja. Y es que, la vitamina C ayuda a nuestro organismo a absorber correctamente el hierro de las legumbres. El hierro es bueno para el cerebro porque nos ayuda a mejorar la atención, memoria y rendimiento cognitivo. Además de en las legumbres, también lo encontramos en algunos mariscos como los mejillones o berberechos, en las vísceras, como el hígado, o las carnes rojas, pero, ¡ojo! no hay que pasarse con estas últimas, con comer una vez a la semana es más que suficiente.

Cacao para protegerte de enfermedades

Aunque nos suenen un poco a chino, los flavonoides, son unos pigmentos naturales dotados de una gran capacidad antioxidante y propiedades neuroprotectoras que ayudan a mejorar la memoria. Algunos alimentos donde podemos encontrarlos son las manzanas, los cítricos, la rúcula y, ¡buena noticia!, el chocolate. Dejad de sentiros culpables e incluid en vuestra compra una tableta de chocolate negro. Podéis regalaros un par de onzas de chocolate para acabar el día.

Frutas y verduras para “limpiar” tu mente

Cuando nuestro cerebro metaboliza el oxígeno, genera residuos tóxicos: Los ya famosos radicales libres. Estas moléculas son muy perjudiciales para nuestras células porque las envejece e incluso puede matarlas. Por suerte, se pueden neutralizar con un aporte de antioxidantes. Encontramos antioxidantes naturales en los alimentos de origen vegetal como las frutas, las verduras y el té verde. Los frutos rojos (frambuesas, arándanos, cerezas, grosellas, fresas), las uvas o la remolacha roja también tienen alto poder antioxidante.

- Vitaminas E y B: Las vitaminas de estos grupos son especialmente importantes para el cerebro porque, permiten controlar los niveles de homocisteína. Mantener a raya a este aminoácido, nos puede ayudar a protegernos de la demencia y la enfermedad de Alzheimer. ¿En qué alimentos encontramos vitamina E? En los aguacates y las verduras de hojas oscuras como las espinacas, el kale, pero también en las pipas de girasol y sobre todo el aceite de oliva. La vitamina B la encontramos en las carnes, en las vísceras como el hígado, pero también en los huevos, los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos.

- El betacaroteno (Provitamina A): Es otra de las vitaminas útiles para mejorar la memoria y proteger las neuronas. Lo encuentras en todas las frutas y verduras naranjas: zanahorias, calabaza, melón, mango y la papaya. ¡Go tropical!

- La Vitamina K: Una súper vitamina que se ha relacionado con una mejora de la memoria, del aprendizaje y de la capacidad cognitiva en general. Aquí el rey indiscutible es el brócoli. Háztelo al vapor, al wok, prepara unas hamburguesas vegetales o tipo crema.

No es necesario dejar la sal, pero mejor si es yodada

El yodo ayuda a mantener un correcto rendimiento cognitivo, buenos niveles de concentración y atención. Para obtener el aporte necesario, puedes condimentar tus alimentos con una cucharadita de sal yodada (2,5 gramos al día). Conviene añadirla al final de la elaboración de los platos para que el yodo no se evapore.

Una buena hidratación ¡Vital para una mente despierta!

Agua, agua y agua (aunque no tengas sed). Nuestro cerebro está formado hasta un 85% de agua, por lo que es especialmente sensible a pequeños desequilibrios. Se ha demostrado que perder tan solo un 2% de agua puede causar pérdida de memoria, y deterioro en otras funciones cognitivas (concentración, atención, aprendizaje, velocidad de procesamiento, etc…) Para mantener tu cerebro hidratado y en forma, es importante beber alrededor de 8 vasos de agua al día.

¡Así es la dieta perfecta para cuidar tu cerebro!

Pescado, un poquito de carne, mucho brócoli, espinacas o verduras de hojas verdes en general, frutas de todos los gustos y colores, pasta o arroz integral, chocolate negro, algunas nueces, y regarlo todo con un poco aceite de oliva, es todo lo que necesitas para mantener un cerebro sano, nutrido y a pleno rendimiento. Ahora, está en tu mano seleccionar una forma saludable de cocinar estos alimentos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie