Nefritis: ¿por qué se inflaman los riñones?

En general, bajo el término de 'nefritis' se engloba cualquier tipo de inflamación renal. Nos hemos puesto en contacto con el Doctor Manuel Angoso de Guzmán, del servicio de Nefrología de Hospitales Nisa, para que nos resuelva algunas dudas sobre esta enfermedad.

por Raquel Sáez

Como todo el mundo sabe, los riñones cumplen una función esencial: eliminar las sustancias de desecho que genera el organismo, así como el exceso de agua. Un fallo en esta función depuradora puede derivar en trastornos específicos que es importante tratar. Hemos hablado con el Doctor Manuel Angoso de Guzmán, del Servicio de Nefrología de Hospitales Nisa para que nos aclare algunas dudas sobre por qué se puede llegar a producir una inflamación renal, es decir, lo que comúnmente se conoce, según la terminología médica, como nefritis.

Qué es exactamente la nefritis y qué la produce
La nefritis se refiere a la inflamación que puede afectar a uno o a los dos riñones. Las causas pueden ser infecciosas, estar asociado a la ingesta de fármacos (siendo los antibióticos los responsables del 30-50% de los casos) o puede ser debido a procesos autoinmunes como puede ser el Lupus Eritematoso Sistémico.

¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas pueden ser: dolor en la fosa renal o zona lumbosacra, fiebre, náuseas, dolor al orinar, la presencia de sangre o pus en la orina, edema en las extremidades inferiores y en la cara y una elevación de la tensión arterial.

Cuál es el tratamiento de esta enfermedad. ¿Se puede convertir en un trastorno crónico?
El tratamiento estará enfocado según la causa que lo esté originando. En el caso de nefritis por un proceso infeccioso bacteriano habrá que dar antibióticos durante varias semanas; si está producido por fármacos, el tratamiento consiste en la retirada de los fármacos responsables y en la administración de corticosteroides, y en el caso de enfermedades de origen autoinmune, en la administración de medicamento inmunosupresor.

En algunos casos el daño que ha generado la inflamación es muy severo con lo que el paciente puede quedarse con una función renal disminuida y, en una minoría de casos, necesitar tratamiento renal sustitutivo con diálisis.

¿Hay que hacer algún tipo de dieta mientras dure la inflamación renal?
Durante el proceso, y siempre bajo supervisión de un facultativo, se suele indicar una dieta baja en sal, baja en potasio y baja en proteínas, con un especial énfasis en el fósforo y vigilando la cantidad de líquido ingerido. Además, es conveniente llevar un control del peso, de la tensión arterial y la temperatura. Se suele añadir, también, un complejo vitamínico.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie