Deja que el sabor del país centroamericano llegue a tu casa con una de sus recetas más tradicionales que nos sirve, tanto para unos tacos o burritos como de guarnición para tus ensaladas

Por

La cochinita pibil es, en realidad un guiso típico de la cocina de Yucatán, en México, con base de carne de cerdo y adobada con achiote que se elabora cocida o al horno y se sirve envuelta en una hoja de plátano. Sin embargo, para nosotros, es uno de los ingredientes que rellena nuestro taco o burrito. Porque, ya se sabe, en la mayoría de nuestros restaurantes lo que hacemos es una especie de tex-mex. Sin embargo, cada vez nos gusta más acercarnos a sus platos tradicionales tal como ellos los consumen. Por lo que nos toca acompañarla de cebolla morada, chile habanero y naranja agria; sirviéndola con un poco de arroz blanco y tortillas de maíz calientes.

En sus orígenes, alrededor del año 1900, la cochinita pibil se hacía cociendo el cerdo entero en un horno de tierra. Sí, un cerdo. Y es que este plato es una mezcla entre la cocina tradicional precolombina y la que importamos los españoles a su continente. Un ingrediente fácil de encontrar en nuestros supermercados; no como los demás que le acompañan, como las hojas de plátano o la naranja amarga. Algo que nos complica muchas veces hacerlo en casa, así como el largo proceso que entraña, con un marinado que es mejor dejar reposar toda la noche y una cocción lenta que nos lleva hasta las tres horas. Sin embargo, el resultado merece mucho la pena. Por eso, nosotros, nos atrevemos.

Trucos y consejos para una cochinita pibil perfecta

Antes de descubrirte el paso a paso para conseguir este delicioso plato mexicano de una manera casera, vamos a darte algunos consejos que pueden ayudarte a la hora de hacer la carne o de prepararla para que todo sea un poco más sencillo.

  • La mejor carne para hacer la cochinita pibil es, como su propio nombre indica, la de cochinito lechal o, lo que es lo mismo, cochinillo lechal. Se suele elegir una carne de cerdo para que el resultado sea mucho más jugoso e intentando que no toda la pieza sea magra.
  • Lo primero, es untarla con sal y dejarla reposar unos minutos para que ésta penetre bien en las fibras de la carne.
  • Cuando la marinemos, la guardamos al menos un dia en el frigorífico, para que absorba mejor el marinado.
  • El achiote, cuanto más natural, mejor. Por eso, entre sus ingredientes debe haber semillas de achiote, ajo, canela, pimienta, comino, clavo, chiles secos y orégano. Puedes hacerte con el que ya venden en el supermercado, una especie de pasta.
  • Los chiles siempre enteros y, si son secos, hidrátalos primero en agua.
  • Si no consigues naranja agria, hazla tú mismo con una naranja dulce y el zumo de un par de limones.
  • Aunque hayas encontrado hojas de plátano para forrar tu carne, hazlo también con una segunda capa de papel de aluminio, así evitarás que se escapen los jugos. Y si no encuentras de las primeras, usa hojas de naranjo, le darán otro aroma a la carne, pero será igualmente delicioso.
  • Independientemente de que prefieras cocerlo o lo hagas al horno, hazlo con poca agua y a una temperatura alta, pero no más de una hora (después has de bajarla), siempre en la parte central, para que nos quede tierna y en su punto.
  • Una vez hecha, haz primero rodajas gruesas con la ayuda de un cuchillo afilado y, después, desmenuza directamente con las manos en una especie de hilo fino.

Nuestra receta de cochinita pibil

Ahora que ya has visto alguno de nuestros consejos, pincha en la imagen o en este paso a paso para ver todo lo que necesitas y cómo hacer tu primera cochinita pibil en casa.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.