Raviolis fritos de queso con salsa de tomate
 / 
clock 15min | easyFácil | 4 COMENSALES

Raviolis fritos de queso con salsa de tomate

La pasta no suele ser uno de los ingredientes más habituales a la hora de preparar aperitivos. Sin embargo, estos raviolis fritos son ideales para un picoteo delicioso y diferente. No solo eso, sino que los tendrás listos en un abrir y cerrar de ojos. Tan sencillo como sacarlos del envase (siempre deberá ser pasta fresca, eso sí), pasarlos por huevo y pan rallado, y freírlos. ¿Para acompañar? La salsa que más ten guste. Nosotros, hemos optado por la clásica de tomate.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La pasta no suele ser uno de los ingredientes más habituales a la hora de preparar aperitivos. Sin embargo, estos raviolis fritos son ideales para un picoteo delicioso y diferente. No solo eso, sino que los tendrás listos en un abrir y cerrar de ojos. Tan sencillo como sacarlos del envase (siempre deberá ser pasta fresca, eso sí), pasarlos por huevo y pan rallado, y freírlos. ¿Para acompañar? La salsa que más ten guste. Nosotros, hemos optado por la clásica de tomate.

  • 500 g de Raviolis frescos de queso
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • 2 Huevos
  1. 1.

    Batir los huevos.

  2. 2.

    Sacar los raviolis frescos del envase y pasarlos por el huevo y, después, por pan rallado.


  3. 3.

    Freír en abundante aceite caliente. y escurrir sobre papel de cocinar para retirar el exceso de grasa.

  4. 4.

    Disponemos en una fuente los raviolis. Acompañamos con una salsa tomate (mejor si es casera) para 'dipear' en ella los raviolis.