Ingredientes:

Cremoso de queso fresco y cebollino

250 g de mascarpone
250 g de queso quark
50 g de cebollino
Sal

Mantequilla de toffee y caramelo

1 kg de mantequilla
140 g de toffee (50% nata y 50% azúcar)
250 g de fondant
125 g de glucosa
25 g de caramelo

Mermelada de zanahoria

500 g de zanahoria
1 tacita de agua
300 g de azúcar
Sal
1 c.s. de zumo de limón
10 g de cardamomo verde

Praliné de anacardo

50 g aceite de girasol
500 g de azúcar
500 g de anacardos
Sal

Mermelada de ciruelas al limón

1 kg de ciruelas maduras
300 g de azúcar
100 g de glucosa
3 c.s. de zumo de limón

Preparación:

Cremoso de queso fresco y cebollino

Mezclar los quesos con el cebollino lavado y picado; sazonar.

Mantequilla de toffee y caramelo

Caramelizar el azúcar. Hervir la nata y añadirla. Cocer todo y colar; dejar enfriar y montar. Ablandar la mantequilla y añadir el toffee removiendo con cuidado. Hervir el fondant y la glucosa y añadir la mantequilla.

Mermelada de zanahoria

Pelar y cortar las zanahorias en trozos pequeños. Romper el cardamomo y colocarlo dentro de una estameña o similar. Juntar en una cacerola la zanahoria con el resto de ingredientes y cocer a fuego lento hasta que esté tierna. Retirar el cardamomo y triturar. Servir adornado con cardamomo.

Praliné de anacardo
Tostar los anacardos 5 minutos a 170 ºC. Hacer caramelo con el azúcar y añadir los anacardos; extender rápido en una superficie lisa y dejar enfriar. Triturar con el aceite hasta obtener una crema homogénea, colar y rellenar tarrinas de 20 g. Adornar con una lámina de anacardo.

Mermelada de ciruelas al limón
Limpiar las ciruelas, mezclarlas con el resto de ingredientes; macerar en frío 24 horas; salar.