Ingredientes:

·2 rodajas de Jengibre fresco pelado.
·1 rodaja de piña fresca (sino es posible conseguirla, se podrá sustituir por zumo de piña de buena calidad).
·¾ de lima cortada en trozos.
·10 hojas de menta.
·Completar con Perrier.
Decorar con ramita de menta.

Preparación:

Primero ponemos en las rodajas de jengibre dentro del vaso y le damos unos  golpes para que suelte un poco de zumo, pero con cuidado de que no se rompa  para que después cuando bebamos no nos entre por la pajita. Después añadimos la piña, la lima, la menta y el azúcar, siempre en este orden, para que cuando  machaquemos los granos de azúcar arañen la menta y suelten el aroma. Yo no recomiendo machacar demasiado la menta, ya que cuando se machaca  demasiado, nos aporta notas amargas, y lo que buscamos de la menta, son las  notas más frescas. Añadimos el hielo picado y un poco del agua Perrier y  removemos bien. Completamos con el resto del agua Perrier, añadimos más hielo  de ser necesario y decoramos con una ramita de menta.