Tabernas de Madrid: Sabores centenarios que nunca pasan de moda

A pesar del tremendo boom hostelero que vive la capital, no podemos dejar de lado bares, tabernas y restaurantes centenarios que forman parte de la idiosincrasia de la ciudad

Por

Ya en el año 2021 el Ayuntamiento de Madrid declaraba a los restaurantes centenarios como espacios culturales y turísticos de interés general para revalorizarlos como parte del patrimonio de la ciudad. La capital es ahora mismo el epicentro de la hostelería no solo de España, sino del mundo entero. A las continuas aperturas de bares, tabernas, restaurantes, cafeterías y otros espacios, se suman los que llevan más de cien años ofreciendo tantas alegrías a madrileños y visitantes y que forma parte del paisaje y paisanaje del foro.

El cocido madrileño se puede comer en la mayoría de establecimientos centenarios de Madrid.

Tradición, cultura y gastronomía son los ingredientes que distinguen a estos establecimientos que acumulan siglos de historia y platos emblemáticos como el cocido, las patatas bravas, los callos, el rabo de toro, la gallina en pepitoria, los soldaditos de Pavía, la tortilla de patata, el bacalao rebozado... todos ellos con la posibilidad de ser regados con las cervezas mejor tiradas, los vermús más aromáticos y los vinos cada vez mejores que se hacen en la Comunidad de Madrid.

Leer más: Las mejores patatas bravas de España se comen en Madrid y en Valencia

Lugares míticos con más de un siglo de vida

La capital alberga lugares míticos, que han sido testigo de momentos históricos y que nunca pasarán de moda:

  • Posada de la Villa (1642)
  • Restaurante Botín (1725)
  • Taberna Antonio Sanchez (1787)
  • Cervecería Santa Barbara (1815)
  • Casa Pedro (1825)
  • Casa Alberto (1827)
  • Antigua Pastelería del Pozo (1830)
  • Lhardy (1839)
  • Casa Labra (1860)
  • Casa Ciriaco (1887)
  • Café Gijón (1888)
  • La Bola (1870)
  • Bodega de la Ardosa (1892)
  • Los Galayos (1894)
  • Malacatín (1895)
  • La Casa del Abuelo (1906)

Mapa ilustrado con los restaurantes centenarios más destacados de Madrid.

El Área de Cultura, Turismo y Deporte editó hace unos años un útil mapa cultural ilustrado Restaurantes y tabernas centenarios de Madrid para hacer un recorrido por estos lugares con más de un siglo de vida, que se puede conseguir online en el portal esmadrid.com, además de instalaciones municipales como bibliotecas, puntos de información turística y centros culturales.

Madrid, la ciudad más tabernaria

A propósito del mundo tabernario, que en Madrid es muy amplio tanto en calidad como en cantidad y, por supuesto, historia, encontramos algunos ejemplos también centenarios con un ambiente y una cocina de lo más castizos. Muchos de ellos aparecen en el libro publicado por Andrés Sánchez Magro, juez, crítico y agitador gastronómico y vinícola -quien, por cierto, también ha sido tabernero- y uno de los mayores conocedores de estos auténticos templos de la capital.

Portada del libro Tabernas de Madrid, escrito por Andrés Sánchez Magro y editado por Almuzara.

Editado por Almuzara, en Tabernas de Madrid estamos ante "un viaje emocional, gastronómico, literario, sentimental e histórico por las tascas, bodegas, casas y garitos más auténticos de la capital de España", según reza en su presentación. En esta publicación hay reseñas de lugares como la Taberna de Antonio Sánchez, fundada en 1787, El anciano rey de los vinos, de 1909, o la Venencia, inaugurada en 1928, pero también de otros más actuales como El Fogón de Trifón (2002), Arzábal (2009) o La Lorenza (2019).

Leer más: Patatas bravas y otras recetas míticas del restaurante madrileño Arzábal

“Aunque no son una invención española, la saga de ilustres tascas madrileñas no ha parado de crecer desde la Edad Media hasta nuestros días, para regocijo del público autóctono, siempre amante del morapio y la farra”, en palabras de Sánchez Magro, quien narra cómo durante el Siglo de Oro se hacía en ellas la vida, se ajustaban cuentas y se mezclaban los nobles con el populacho. Añade que por "sus mostradores han pasado no solo pícaros, sino también reyes de muchos pelajes, escritores, matones, manolos y petimetres, chisperos, periodistas liberales, panfletarios, el gentío de la Pradera de San Isidro, el «No pasarán», la Movida de los 80, el inicio del siglo XXI... y el vino y las cañas bien tiradas, como testigos silentes". Lugares que están siempre entre nuestros favoritos para salir a comer, beber y disfrutar de una ciudad como Madrid que está más viva que nunca.