'MasterChef 10' dice adiós Yannick en una gala con un 'desastre' nupcial y accidente de María Lo

'MasterChef 10' dice adiós Yannick en una gala con un 'desastre' nupcial y accidente de María Lo

La concursante se ha quemado el brazo en la prueba de eliminación

Por

Después de una semana de descanso en su emisión y con Patricia como repescada y Julia expulsada del concurso en el programa anterior, los participantes de MasterChef 10 han tenido que demostrar que se les da bien realizar repostería. Con Ana Iglesias, ganadora de la octava edición, acompañándoles durante el primer cocinado de la noche, los aspirantes han tenido que replicar varias tartas nupciales de diferentes tipos (sin azúcar, veganas, para celíacos..) para varias parejas, cada uno con su personalidad y exigencias, que se casarán en los próximos meses. Y aunque parecía que este reto era fácil, lo cierto es que los concursantes han protagonizado una de las peores pruebas de la edición, tal y como ha dicho Pepe Rodríguez. "Si tuviera que ponerle un adjetivo sería desastre", ha dicho el juez en la gala en la que Yannick se ha convertido en el expulsado

VER GALERÍA

El aspecto de las tartas no ha sido el más apetecible.

No te pierdas: MasterChef: ¿Dirigir una cocina a ciegas? Pepe y Jordi demuestran que es posible

Tartas desmontadas y desmoronadas, bizcochos sin hacer, decoraciones terribles con fondant y hasta un papel de horno en el interior de una ellas porque a Amelicious, participante de MasterChef 9, y a Yannick se les ha olvidado, han sido algunos de los principales errores que han cometido los concursantes, que no han logrado convencer a los jueces con casi ninguna de sus elaboraciones. "Menos mal que no teníais que hacer una pensada por vosotros, que era replicar", ha dicho Pepe, lamentando el resultado de esta prueba que ha ganado finalmente Luismi y Jokin.

VER GALERÍA

Para la prueba por equipos, MasterChef ha querido destacar la importancia de la comida saludable cocinando un menú sostenible diseñado por el chef Rodrigo de la Calle (2 soles Repsol) en la granja ecológica Los Confites, ubicada en Jarandilla de la Vera (Cáceres), para 60 amigos de la comarca, quienes también colaboran con la agricultura ecológica de la zona. Pero lo sorprendente de este reto ha sido que en vez de que los grupos estuvieran capitaneados por algunos aspirantes, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz han sido quienes los han liderado a ciegas, demostrando así que se puede dirigir un servicio incluso con algunos inconvenientes. Además durante las preparaciones se han vivido bastantes momentos de estrés y tensión provocados por los continuos gritos entre Claudia y Patricia, que no han parado de imponer sus normas y mal carácter. "¿Qué os pasa? Como sigáis así os hecho a las dos de las cocinas", ha sentenciado el dueño de El Bohío a las concursantes tras sus enfrentamientos. 

VER GALERÍA

Yannik ha sido el expulsado del programa.

No te pierdas: Eva y Jokin; Luna y Alberto... recordamos todas las historias de amor de 'MasterChef'

"Claudia saca lo peor de mí y yo lo de ella porque somos iguales, muy espontáneas y decimos lo que pensamos.Y por eso chocamos, pero luego nos damos un beso y se nos pasa", ha dicho Patricia sobre su compañera, quien ha terminado llorando porque no estaba de acuerdo con las palabras de Pepe cuando le ha dicho que había sido de las más lentas de la noche. En la última prueba, Verónica, Yannick, María Lo y Claudia han tenido que reproducir el poulet de Bresse en vessie del francés Paul Bocuse, un plato en el que el ave se cocina en su propio jugo dentro de una vejiga y con Florentino Fernández, finalista de MasterChef Celebrity 5 visitando el plató del talent culinario de TVE. Durante este último cocinado, María Lo ha sufrido un contratiempo quemándose con el agua hirviendo, aunque afortunadamente todo ha quedado en un susto y ha podido seguir cocinando. Sin querer dejar el pin de la inmunidad, Verónica se ha salvado por muy poco y finalmente Yannick ha sido el eliminado de la noche: "Ya quedamos poquitos y con cualquier error te puedes ir", ha dicho el expulsado antes de irse.