El gran aporte de energía que necesitas en tu rutina está en este pequeño alimento

El gran aporte de energía que necesitas en tu rutina está en este pequeño alimento

Las pipas de girasol son el tentempié ideal para los ratos de ocio, para disfrutar de los eventos en compañía o, incluso, son el ‘snack’ perfecto para complementar tu rutina deportiva

Por ,

Los minutos finales más inquietantes de un partido, las reuniones con familiares recordando viejos tiempos o las quedadas con amigos de toda la vida. Esta clase de planes son de los más sencillos, pero con la mejor compañía, se convierten en recuerdos para toda la vida. Sin darnos cuenta, los ratos con los nuestros suelen tener un elemento en común que nos acompaña: las pipas. Y es que no nos extraña que este fruto seco sea uno de los más arraigados en nuestro país.

Si ya las pipas son un indispensable en toda clase de momentos, ser conocedores de todos los beneficios que aportan va a hacer que las queramos incluir más en nuestra rutina deportiva. Y es que las pipas de girasol ya no solo nos encantan por su sabor y por ser beneficiosas para la salud. Asimismo, nos dan ese extra de energía que tan necesario es, sobre todo con la llegada del verano y la subida de temperaturas. Además, su precio y versatilidad las hacen aún más accesibles.

¿Por qué las pipas gustan tanto?

Siguiendo el estudio realizado por GfK en 2018 para Pipas USA, los españoles afirman que “pelar pipas de girasol es uno de los vicios más entretenidos y apetecibles en los momentos de diversión”.  Si nos detenemos a pensar, las pipas siempre han estado unidas a esta clase de momentos, especialmente si son en compañía.

Por si fuera poco, las pipas están asociadas a un consumo responsable. Las cáscaras se pueden depositar fácilmente en una bolsa o un recipiente en lugar de acumularlas en el suelo, contribuyendo a un entorno limpio.

VER GALERÍA

Aparte de su sabor, ¿es beneficioso su consumo?

Efectivamente, este fruto seco no deja de sorprender. Aunque todavía una parte de la población lo desconoce, las pipas son una amplia fuente de beneficios para nuestro organismo. Gracias a la labor de entidades como la Asociación Americana del Girasol, conocida en España como Pipas USA, la calidad y el cuidado de este fruto seco y todos los procesos que intervienen en su obtención, son cada vez más reconocidos.

Con sede en Dakota del Norte (EEUU), la asociación sin ánimo de lucro de Pipas USA representa los intereses de los agricultores y productores de girasol estadounidenses. Su misión es potenciar proyectos cuyo objetivo sea el desarrollo y la selección de nuevas variedades, así como descubrir nuevas técnicas de producción o de uso del producto. Igualmente, la producción de semillas de girasol en Estados Unidos es la más reconocidas a nivel mundial. Siendo España uno de sus principales mercados, nosotros como consumidores tenemos asegurado que este alimento cumple con todos los requisitos de calidad.

¿Por qué incluir pipas en nuestra dieta es una opción saludable?

Con la llegada del verano, la fatiga por el sol está más presente y a veces podemos sentirnos faltos de fuerzas. En este caso, las pipas nos dan ese extra de energía que más echamos en falta para mantener nuestra actividad física. Para los amantes del deporte, las pipas aportan una serie de beneficios que ayudan a mantener la rutina deportiva.

Asimismo, desde Pipas USA, nos informan de todos los beneficios que aporta este fruto seco a nuestra salud, tanto física como mental:

  • Mejoran nuestro estado de ánimo, gracias a su riqueza en nutrientes, los cuales nos aportan energía. Igualmente, también son ricas en triptófano, un aminoácido que produce serotonina, hormona asociada a la felicidad y el bienestar.
  • Son una fuente de vitamina E, la cual ayuda a proteger el corazón y prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Su contenido en magnesio relaja los músculos y los nervios, además de que los niveles de potasio mejoran el rendimiento físico y evitan las lesiones.
  • Su contenido en fibra reduce el colesterol y ayuda a controlar la glucosa.
  • Para los que se centran en el cuidado del cabello, las pipas potencian el crecimiento, el brillo, el color y el saneamiento de este, por ser ricas en vitamina E.
  • Todas las vitaminas pertenecientes al grupo B, su contenido en zinc y los ácidos grasos Omega-3 que contienen las pipas benefician al cuidado de la piel: tienen un efecto antienvejecimiento, reparan los tejidos, tienen propiedades antinflamatorias y ayudan a regular las hormonas.
  • Por último, las pipas también son un alimento que cuida a las embarazadas, ya que son una fuente de folatos, vitamina que nuestro organismo demanda para la división celular y es beneficiosa para el desarrollo del feto.

Nuestra receta: Ensalada de espinacas con tomate, queso, pipas y granada

VER GALERÍA

Ingredientes:

  • 1 bolsa de espinacas frescas
  • 6 tomates cherry
  • 4 tomates secos
  • 100 g de queso feta
  • 1 granada
  • 75 g de pipas de girasol
  • 75 g de aceitunas negras
  • 1 cucharadita de orégano
  • 4 c.s. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 c.s. de vinagre de jerez
  • Sal

Elaboración:

  1. Lavar, secar las espinacas y echarlas en una ensaladera.
  2. Pelar y desgranar la granada; echar los granos en la ensaladera.
  3. Agregar los tomates secos picados y los cherries cortados por la mitad.
  4. Incorporar el queso feta troceado y las aceitunas negras.
  5. Preparar el aliño en otro bol mezclando el aceite, el vinagre, el orégano y un poco de sal.
  6. Tostar las pipas de girasol en una sartén.
  7. Finalmente, añadir a la ensalada.

Nuestra receta: Crepes de verdura rellenos de queso feta, tomate seco y pipas de girasol

VER GALERÍA

Ingredientes:

Para los crepes:

  • 100 g de espinacas
  • 75 g de harina
  • 200 ml de leche
  • 1 huevo
  • Sal
  • Pimienta
  • Mantequilla

Para el relleno:

  • 200 g de queso feta
  • 3 c.c. de queso crema
  • 200 g de tomates secos
  • 100 g de pipas

Elaboración:

  1. Lavar, secar y trocear las espinacas para triturarlas con la leche y el huevo.
  2. Salpimentar, agregar la harina y volver a batir.
  3. Dejar reposar la masa durante 30 minutos.
  4. Mezclar el queso feta con el queso crema en un bol y trocear los tomates secos.
  5. Poner en el fuego una sartén y echar un poco de mantequilla.
  6. Echar con un cucharón la masa de crepes de espinacas y extender por toda la sartén. Esperar a que cuaje, unos 2 minutos; dar la vuelta y cocinar por el otro lado 1 minuto más. Repetir la operación hasta acabar con la masa.
  7. Extender los crepes y untar por encima un poco de la mezcla de quesos, unas tiras de tomate seco y unas pipas de girasol.
  8. Enrollar los crepes y colocarlos en una bandeja. Servir con el resto de tomates secos en un bol y unas pipas de girasol más por encima.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.