¿Te han invitado a una ‘espicha’? Esto es lo que debes saber

¿Te han invitado a una ‘espicha’? Esto es lo que debes saber

Este término nos remite directamente a Asturias, a los sabores de su despensa, al olor de su famosa sidra, y a ese gusto tan -maravillosamente- asturiano por celebrar la vida alrededor de una mesa, sea cual sea la excusa

Por

“El día anterior habrá una espicha”, te dicen tus amigos asturianos, al darte la invitación de su boda. ¿Una qué?, piensas tú, que has nacido a 500 kilómetros del Principado... Entonces ellos te explican que es una comida o cena informal, que casi siempre se hace de pie, donde se comen platos típicos de Asturias y se bebe (mucha) sidra, se ríe, se celebra y se brinda sin parar… Ok, te dices, suena bien.

Y, efectivamente, no solo suena, sino que sabe a gloria. Solo te han bastado unas horas para convertirte en el mayor ‘espicha-fan’ sobre la tierra, como si fueras del mismo centro de Gijón. Y eres muy feliz porque, además, descubres que esto de las espichas no solo va asociado a las bodas, sino que es una tradición antiquísima y que prácticamente cualquier excusa es buena para celebrar una de estas comidas o cenas con sello 100% astur.

VER GALERÍA

ESPICHA PARA ‘DUMMIES’

¿Y de dónde nacen exactamente las espichas?, ¿cuándo comenzaron a celebrarse?, ¿qué debes tener en cuenta si te invitan a una de ellas?... A continuación, os ofrecemos una pequeña guía para amateurs donde os contamos algunas de las claves básicas del ‘universo espicha’:

  • Lo primero que, quizá, convenga aclarar es el origen del término en cuestión. En realidad, la espicha es el nombre del trocito de madera, con forma cónica, que se utiliza a modo de tapón de los toneles (también llamados pipas) donde se almacena la sidra. Asimismo, se puede emplear como verbo: espichar, que hace referencia al momento en que la sidra se tira directamente del tonel al vaso.

VER GALERÍA

  • Tradicionalmente, las espichas comenzaron a celebrarse alrededor de San José, el 19 de marzo. Era el momento en que los productores de sidra debían catar la nueva sidra antes de embotellarla para, si fuera necesario, corregir algún posible defecto. A esta cata también solían acudir los chigreros (propietarios de sidrerías) con el fin de hacer negocios, y la degustación se solía acompañar de viandas típicas de la zona. Este momento del año empezó a adquirir un carácter festivo. Es por ello que las espichas más clásicas tienen lugar en los lagares (o llagares, en asturiano), esto es, los lugares donde se produce la sidra. Por cierto, que el término lagar viene de la prensa donde se machaca la manzana para obtener su zumo.
     
  • Con el tiempo, casi cualquier excusa de celebración comenzó a ser buena para organizar una espicha: bodas, prebodas, reuniones de empresa, cumpleaños, la llegada del invierno o del verano… y son muchas las sidrerías en Asturias que ofrecen durante todo el año menús especiales para este tipo de comidas. De hecho, algunos de estos establecimientos están decorados recreando los antiguos lagares autóctonos, con los toneles de sidra, la prensa para las manzanas, etc.

VER GALERÍA

  • ¿Y qué se come en una espicha? Pues el menú habitual se compone de raciones tradicionales con sabor típicamente asturiano: chorizo a la sidra, tablas de quesos (Cabrales, Ganomeu, La Peral…), empanadas, huevos cocidos, embutidos, fritos de bacalao, tortilla… Al ser una comida de carácter informal, en la que los comensales están de pie y van picando ‘de aquí y de allá’ mientras charlan distendidamente con los distintos grupos de amigos o familiares, las espichas no suelen incluir los platos más contundentes del recetario asturiano (fabada, pote, etc), aunque en algunas espichas estos platos pueden aparecer en formato de pequeñas raciones.
     
  • Para beber, siempre de sidra. Como hemos visto, estas celebraciones tienen su origen en la bebida de manzana más icónica de tierras astures. Así que la sidra es, por supuesto, la reina de las espichas. Normalmente existen dos opciones: o bien llenar el vaso directamente de los toneles, o bien dejar que sea el experto escanciador quien que te sirva la sidra. Una vez servida en el vaso, dos ‘mandamientos’ básicos para neófitos sidreros: tomarás los ‘culines’ de sidra de un solo trago, y nunca dejarás que la sidra se caliente en el vaso.

VER GALERÍA

  • La espicha en tiempos modernos. Cada vez son más los restaurantes que, además de las espichas convencionales, ofrecen también para este tipo de comidas otros menús que se salen de lo ‘canónico’: desde propuestas que dan cierto margen a la creatividad del chef (siempre sin perder de vista las raíces de la cocina asturiana), hasta menús ‘gourmet’ que incluyen productos como marisco, o menús personalizados en función de los gustos del cliente. Tal ha sido la evolución de las espichas -o involución, según a quién se pregunte…- que incluso existen restaurantes que proponen espichas temáticas, al estilo de las que también organizan asociaciones como ‘Espichados’: además de comer y beber, sus famosas ‘espichas creativas’ van acompañadas de actividades culturales, bajo un concepto concreto, ya sea Halloween, los superhéroes, dibujos animados, la música rock… En cualquier caso, ya sea a ritmo de ‘Asturias, patria querida’ o de AC/DC, lo cierto es que una espicha siempre es un buen plan al que apuntarse. ¡Eso ye así!

VER GALERÍA

Te puede interesar:
Sidra asturiana: ¿cómo escanciarla?, ¿cómo conservarla y servirla?...
La fabada perfecta: diez trucos infalibles
Cocina regional: fabada, cachopo, arroz con leche… ¡Puxa Asturies y su gastronomía!
Sabor asturiano: Así es y así se cocina el ‘Mejor cachopo de España’

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.