Postres en formato mini (para probarlos todos)

Postres en formato mini (para probarlos todos)

Son económicos, te permiten ajustar las cantidades y, además, jugar con diferentes texturas y colores para disfrutar no solo con su sabor

Por

Servir un postre en un vaso tiene muchas ventajas: además de seguir disfrutando de un dulce de una manera un poco más controlada, puedes medir bien las raciones y servirlas de forma individual, algo bastante cómodo, conservarlas mejor si han sobrado muchas y jugar con los colores y las texturas, ya que es un formato perfecto para los tipo mousse, las gelatinas o las cremas menos consistentes. Además, es una buena manera de tener siempre un 'salvavidas' en el frigorífico para cualquier visita inesperada. Aunque desde Hola Cocina te propongamos los siguientes, en realidad, casi todos los postres admiten ser encerrados en estos pequeños recipientes de cristal.

MOUSSE DE CHOCOLATE NEGRO Y CAFÉ

Para los apasionados del chocolate, nada mejor que una mousse de chocolate negro. Elige uno que tenga, al menos, un 70% de cacao, para notar bien la intensidad de su sabor. El café, sin embargo, es opcional y, si decides añadirlo, puedes hacerlo con uno descafeinado. En realidad, lo importante es conseguir la textura esponjosa de la crema con las claras de los huevos.

Ingredientes: 500 ml de crema de leche (puedes sustituirla por nata líquida), 250 g de chocolate de cobertura negro (mínimo 70% de cacao) 1 cdta. de extracto de vainilla, 1 taza de café y 6 huevos.

Elaboración:

  1. Calentamos la crema de leche en una cazuela a fuego medio hasta que veamos que empiezan a salir burbujas en la superficie.
  2. Picamos todo lo que podamos el chocolate y lo echamos a la crema hasta que se disuelva, mezclando e integrando muy bien. A continuación, echamos la taza de café y las yemas batidas (previamente separadas de sus claras). De nuevo, removemos bien.
  3. Retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.
  4. Mientras, montamos con unas varillas eléctricas las claras que habíamos reservado. Cuando ya las tengamos a punto de nieve, las vamos añadiendo a la mezcla anterior, batiendo de nuevo.
  5. Echamos la crema en cada uno de los vasitos y los guardamos en el frigorífico.

Si quieres, puedes decorarlos con nata montada en la superficie, para disminuir el sabor amargo del chocolate (ya que, en esta ocasión, prescindimos de agregarle azúcar) o espolvorear un poco de canela.

VASITOS CON BROWNIE Y YOGUR GRIEGO

En realidad, le quitamos las nueces al brownie y lo hacemos en el microondas, para convertirlo en un postre rápido con unos ingredientes que todos solemos tener en la nevera. Ten en cuenta que es bastante energético, con lo que te recomendamos que midas muy bien las raciones.

Ingredientes: 150 g de chocolate, 3 huevos, 100 g de azúcar, 45 ml de leche, 125 g de mantequilla, ½ sobre de levadura y 70g de harina, 4 yogures griegos.

Elaboración:

  1. Fundimos el chocolate junto a la mantequilla en el microondas. Si lo troceamos en un bol antes, nos será mucho más sencillo.
  2. Batimos los huevos junto al azúcar y lo echamos al bol, integrando muy bien todos los ingredientes. A continuación, añadimos la leche, la harina y la levadura.
  3. Ponemos la crema en un molde (es preferible que sea de silicona, para que nos sea más fácil desmoldarlo) y lo metemos en el microondas durante unos 5 minutos.
  4. Dejamos que enfríe, desmoldamos y desmigamos.
  5. Llenamos cada vasito con un poco de yogur griego (lo batimos un poco antes) y el brownie desmigado. La proporción al gusto.

VASITOS DE CHOCOLATE EN DOS TEXTURAS

Esta es una receta que nos permite, o bien reutilizar el sobrante de brownie que tengas de la receta anterior o bien darle variedad a la bandeja de mini postres que sirvas sin apenas incrementar el número de ingredientes y con una opción con menos calorías, te dejamos esta receta económica y muy sencilla.

Ingredientes: 150 g de chocolate, 3 huevos, 100 g de azúcar, 45 ml de leche, 125 g de mantequilla, ½ sobre de levadura y 70g de harina (todos estos ingredientes son los mismos que para el brownie anterior, que deberás olvidar si utilizas lo que te sobre), cacao en polvo desgrasado y 500 g de queso batido.

Elaboración:

  1. Realizamos el brownie anterior, siguiendo los mismos pasos hasta desmigarlo (o reutilizamos el sobrante).
  2. Mezclamos el queso batido con el cacao en polvo desgrasado, utilizando la cantidad de cacao que nos guste.
  3. Rellenamos los vasos con esta crema al fondo y el brownie desmigado encima hasta llegar al borde.

VASITOS DE TIRAMISÚ

Uno de los postres que permiten servirse en cualquier formato (ya sea emplatado, en grandes bandejas o en este formato mini) es el tiramisú. Muy cremoso y suave, seguramente te quedes con ganas de más.

Paso a paso: tiramisú tradicional

 

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.