Planes 'gastro': restaurantes para disfrutar de la cocina brasileña… ¡sin moverse de España!

Planes 'gastro': restaurantes para disfrutar de la cocina brasileña… ¡sin moverse de España!

No se nos ocurre un mejor ‘excusa’ para rendir homenaje a la gastronomía brasileña que el comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, cuyo pebetero brillará desde hoy 5 de agosto, al igual que lo hacen los fogones de estos restaurantes españoles con sabor a Brasil

Por

Mucho más allá de la feijoada, el plato más popular de Brasil, que debe su nombre a su ingrediente principal, los frijoles negros, la gastronomía brasileña comienza a despuntar en el resto del mundo gracias a sus vistosas presentaciones, su exótico sabor, su sencillez en la técnica, y ese magnífico equilibrio de influencias indígenas, europeas y africanas.

Una buena muestra de toda esta filosofía es la que plantean en 'Rubaiyat’, en Madrid, uno de los mejores templos ‘gastro’ brasileños donde disfrutar de un buen corte de carne de la mejor calidad. La historia del restaurante es bien curiosa: en 1951, Belarmino Fernández Iglesias desembarcó en Sao Paulo procedente de una pequeña aldea de Galicia. En 1957 los jefes del asador donde se ganaba la vida le invitaron a convertirse en socio de un nuevo establecimiento llamado ‘Rubayat’ y, en 1962, Fernández ya se había convertido en el único dueño de dicho local, que hoy día cuenta con ‘sucursales’ más allá de Brasil: México, Chile, Argentina y, como decíamos, España. Su apertura en Madrid fue una manera de ‘cerrar el círculo’. Un regreso que replicaría en Europa el éxito que el restaurante había obtenido en Latinoamérica. ¿Y cuál es la clave de ese éxito? Unas piezas de carne premium, producidas en la hacienda brasileña ‘Rubayat’. En el menú: algunos de sus clásicos como el Baby beef o la Picaña, otros novedosos como el Queen Beef o el suculento Kobe beef de la raza japonesa Wagyu, que se sirven junto a tradicionales patatas souflée.

VER GALERÍA

Pero como hay vida más allá de la carne, en Rubaiyat también se pueden encontrar platillos como el 'pulpo aplastado con patatas al murro y tapenade' preparado al horno de barro. No hay que perder de vista su oferta de panes, con hasta diez tipos diferentes que se cocinan a diario en su particular obrador, aunque es su sabroso pao de queijo (pan de queso) –que los brasileños toman hasta en el desayuno- el que se lleva la medalla de oro. Un plus para visitar este restaurante: su preciosa y tranquila terraza, ideal para evadirse por un rato del asfalto madrileño.

VER GALERÍA

Inmensidad, diversidad, contrastes, tesoros… y mucho sabor. Brasil en estado puro en una evolución creativa sin límites, como la que se muestra en Barcelona y más específicamente en Alquimia FOgO’. Un trocito del Brasil gastronómico más innovador en mitad de la Ciudad Condal. João Alcântara, un chef inquieto, curioso y comprometido con la divulgación de la gastronomía de su país, abrió hace unos meses su primer restaurante en Barcelona especializado en cocina brasileña. Un establecimiento único por su concepto, ya que junto a su vertiente más creativa, ‘Alquimia FOgO’, se encuentra ‘Boteco FOgO’, dedicado a la cocina brasileña más popular. Dos espacios culinarios donde descubrir esta gastronomía a través de su inmensa diversidad, desde sus orígenes hasta nuestros días, cocinado a fuego lento por las expertas manos de Alcântara.

VER GALERÍA

Así pues, quienes busquen sabores y creaciones más sofisticadas encuentran en la primera planta un local exclusivo y contemporáneo en cuyas mesas los comensales podrán saborear un original menú degustación (entorno a 100€ por persona) con especial énfasis en el sabor y la creatividad. Un lugar donde la gastronomía brasileña se luce. Los platos cambian según la temporada y el mercado. En la carta destacan platos como salpicão, churrasquinho, mandioca o la archiconocida feijoada. La opción menos sofisticada, pero no por eso menos sabrosa es ‘Boteco FOgO’. El boteco es el establecimiento, el bar, la casa de comidas, por excelencia en Brasil. Aquí se reúnen amigos, familiares o compañeros para disfrutar de una comida distendida y compartir platos tradicionales del recetario local. Este ambiente y esta ‘cozinha popular brasileira’ es precisamente lo que han querido recrear en el corazón de Barcelona el chef João Alcântara y su equipo. Pão de queijo, moqueca, picadinho, galinha com quiabo, churrasco, etc. Son los platos más característicos del recetario tradicional brasileño los que se sirven en este local ubicado en la planta baja del mismo establecimiento. Acompañan a estas recetas una imprescindible carta de cócteles de autor brasileños donde destaca la caipiriña, el combinado más emblemático de Brasil elaborado a base de cachaça, lima, azúcar y hielo, la bebida perfecta para brindar por una noche inolvidable.

VER GALERÍA

Hacemos parada ahora en el Novillo Carioca, uno de los brasileños más veteranos de Madrid. Especializado en múltiples cortes de carne (más de una docena) entre los que encontramos entraña, vacío de ternera, la alcatra, la picaña... El su apartado buffet encontramos una variada oferta de entrantes así como de acompañantes a las carnes; platos como el salpicón brasileiro, los pasteles salados, mousses, el cuzcuz paulista (interpretación brasileña del cuscús), etc.

VER GALERÍA

No podíamos terminar nuestro gastronómico recorrido por lo mejor de la cocina brasileña en España sin visitar un auténtico rodizio, una especialidad de restaurante muy popular en Brasil y al que los brasileños acuden para celebrarlo prácticamente todo. Y avisamos, es fundamental acudir con hambre. La cadena de restaurantes Brasayleña tiene repartidos un total de 23 locales en distintos puntos de España donde se puede disfrutar de todo el sabor de Brasil. Estos populares restaurantes, los rodizios, están especializados en servir excelentes cortes de carne, asados tal cual dictan los cánones brasileños. Carnes de res, pollo, cerdo o ternera… Una fórmula en la que se paga un precio único y se puede disfrutar de toda la carne y acompañantes que se desee mientras que los churrasqueros van cortando la carne que sale recién asada en tu propio plato. La sesión puede durar varias horas y, más que una comida en sí, un rodizio es casi un ritual gastronómico donde se bebe, se brinda y, sobre todo, se come. Y mucho.

VER GALERÍA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.