Planes con sabor: los chiringuitos son para el verano

Planes con sabor: los chiringuitos son para el verano

Son 'meca de peregrinación' imprescindible durante la época estival. Unos verdaderos oasis donde reponerse de las altas temperaturas pero, sobre todo, donde comer y beber bien. Sí, los chiringuitos son para el verano y hoy recorremos algunos de los mejores de España.

Por

Arrancar en Ibiza esta ruta de chiringuitos podría, quizá, sonar a cliché manido. Sin embargo, hemos querido alejarnos de las direcciones más ‘mediáticas’, para comenzar nuestro recorrido en El Bigotes. Un pequeño y rústico chiringuito cuyo plato ‘estrella’ (y único de su oferta), el llamado ‘bullit de peix’, merece por sí mismo una visita. En El Bigotes hay que reservar mesa con bastante antelación, pero la espera merece la pena… ¡todo por este delicioso guiso de pescado fresco!

VER GALERÍA

Como entrante ofrecen una especie de fritura elaborada también con pescados que ellos mismos acaban de capturar, ‘aliñada’ con unas vistas de infarto sobre las cristalinas aguas de Cala Mastella. Es la otra cara de Ibiza, la de la isla tranquila, sosegada. Como también lo es, en su vecina Mallorca, el restaurante El Bungalow, un chiringuito que ocupa una antigua casa de pescadores y donde es más que recomendable pedir su delicioso ‘arroz con gambas y calamares’.

Ubicado en Ciudad Jardín, a escasos kilómetros de la capital, Palma, en El Bungalow se come y se bebe de maravilla –la carta de vinos recoge interesantes caldos de producción local- y se hace con ‘casi’ un pie en el agua. Reserva tu mesa en la parte exterior (el interior tiene mucho encanto pero, obviamente, no es lo mismo) y pregúntale a Carmen, toda una institución de El Bungalow, sobre las especialidades del día, para que las disfrutes como entrante.

VER GALERÍA

Podría decirse que es en Formentera donde la palabra chiringuito cobra todo el protagonismo, ya que la pequeña de las Baleares está repleta de ellos. Algunos de los mejores ejemplos son el mítico Juan y Andrea donde, en plena playa de Ses Illetes, se puede elegir entre comer unas ‘sardinas a la plancha’, unas ‘gambas frescas de Formentera’ o cualquier pescado fresco a la sal, una de sus especialidades. Su producto, sus vistas y el placer de comer con los pies en la arena (literal) compensan el elevado precio de la carta de este chiringuito.

VER GALERÍA

Al otro lado de la isla, en la playa de Migjorn se encuentra uno de los más míticos chiringuitos de España, el Pirata Bus, un clásico de la época hippy de Formentera desde donde contemplar, mojito en mano, las impresionantes puestas de sol de esta isla mágica.

Y de las Islas Baleares hasta Cataluña para aterrizar en una de las calas más bonitas de la Costa Brava, Aiguablava, perteneciente al término de Begur. En Toc al Mar tendrás, de nuevo, que reservar con mucha antelación si quieres degustar sus deliciosos pescados salvajes (procedentes de las barcas de la zona y hechos a la brasa de encina), su ‘rossejat de fideos, sepia y gambas de Palamós’ o su sabrosísima ‘langosta roja del Cap de Begur’ (de la barca de Ramón).

VER GALERÍA

La novedad gastronómica de este año del equipo de Santi Colominas, Sandra Baliarda y Ruel Rodeles es su fabuloso ‘arroz oscuro del Empordà’, algo por lo que sin duda merece la pena tener paciencia ante su importante lista de espera. La cocina y las vistas lo compensan todo.

Y de Girona a Barcelona atravesando la preciosa carretera de costa que une las dos provincias, tenemos mesa reservada en Salt, el restaurante y beach club del mítico hotel W de Barcelona. Aquí dejamos a un lado la clásica paella con sangría para ponernos en una ‘piel gastronómica’ más sofisticada que sus compañeros de listado. En Salt se comen deliciosas hamburguesas y se beben cócteles de lo más originales mientras nos acomodamos en cualquiera de sus sillas modelo ‘Acapulco’ y nuestros pies permanecen cubiertos por la arena de la playa de la Barceloneta. Las vistas de la Ciudad Condal no podrían ser mejores, al igual que el ambiente ‘cool’ que cada día (y sobre todo cada noche), puebla este chiringuito de Barcelona.

VER GALERÍA

En Tarifa, Agua Tarifa, ubicado en la playa de Los Lances, es uno de los chiringuitos más populares en tierras gaditanas. Se dice, se cuenta, que en Agua Tarifa sirven los mejores mojitos de España, y la única condición para disfrutarlos es una cuestión de actitud: la de la vida relajada y ‘disfrutona’. No dejes de tumbarte en una de sus hamacas desde donde, sencillamente, ver la vida pasar porque aquí tu reloj no marcará las horas.

Y antes de poner rumbo hacia el norte, hacemos primero un alto en el camino en La Jaima, en Caños de Meca. En esta localidad gaditana, hippy por excelencia, se ubica este popular chiringuito, en plena playa del Pirata. Un lugar sin pretensiones donde pasar un buen rato rodeado de amigos, buenas charlas y un ambiente relajado. Su gastronomía está inspirada en un estilo marroquí, por lo que en su carta no falta un buen cuscús. Las reservas, también con antelación.

Y ahora sí, aterrizamos en Asturias para saborear todo lo bueno que nos ofrece el Cantábrico. Uno de los mejores lugares donde hacerlo es el chiringuito-restaurante El Miramar, que cuenta con un privilegiado emplazamiento en Luarca y una deliciosa carta donde lo imprescindible es, sin duda, su ‘arroz con vieiras e ibéricos’. Para paladares más tradicionales y estómagos más poderosos, siempre se puede disfrutar de un rico guiso de cuchara como sus ‘fabes con almejas’ o un tradicional ‘pote asturiano’. Y todo, claro, sin dejar de mirar al mar.

VER GALERÍA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.