Planes ‘gastro’ para el fin de semana más dulce

Planes ‘gastro’ para el fin de semana más dulce

Tiene algo de divertido, algo de nostálgico, y por supuesto, mucho de goloso. Nos referimos a ese momento a media tarde en el que nos pica el gusanillo ‘dulce’ y nos apetece hacer un alto en el camino y recargar fuerzas con una buena merienda. ¿Dónde? ¡He aquí algunas pistas!

Por

Aunque la propia palabra en sí nos suene algo antigua, y nos traslade directamente hasta la puerta de salida del colegio, lo cierto es que la merienda vuelve –¡y de qué manera!- a endulzar nuestras vidas.

En Barcelona, por ejemplo, tenemos templos del azúcar que son destino obligado para los más golosos. Uno de ellos es Pudding. Mucho más que una cafetería, aquí lo difícil es decidirse por una de las espectaculares tartas que pueblan su colorida barra. Bajo una firme filosofía de consumo responsable, compran los ingredientes a productores locales y con ellos elaboran delicias como el ‘pastel de zanahoria’ o el tradicional ‘cheesecake’. Y para quienes les apetezca merendar algo salado, también en su carta se pueden encontrar ‘bagels’, ‘quiches’ y originales ensaladas, todo hecho en casa y con productos naturales.

VER GALERÍA

En Pudding se promueve el concepto de ‘Eat, play and think’, por eso es un lugar perfecto para que los niños coman bien y se diviertan, o para pasar la tarde rodeado de dulces mientras se disfruta, por ejemplo, de alguna lectura o de una conversación en buena compañía.

Una pequeña joya modernista con una irresistible oferta de dulces es lo que encontramos en Chök, de cuya inauguración ya te hablamos en su día, y donde resulta realmente complicado, no sabemos si afortunada o desgraciadamente, quedarse con solo un pastel. En Chök todo nace desde el corazón, por eso su cocina es el lugar más importante de la casa, donde todo gira alrededor del chocolate.

VER GALERÍA

Entre sus irresistibles productos destacan las chökanias, las patatas chips con chocolate, los macarons, las manzanas gourmet, chocolates de toda clase y otras delicias que ponen a prueba los límites del chocolate. Si eres capaz de decidirte por solo uno, aquí el producto estrella es el chök, una rosquilla similar al donut tradicional pero con menos azúcar, menos grasa y tiempo de fritura. Los chöks son más sanos, ligeros y sabrosos y hay más de 30 tipos donde elegir, producidos diariamente con ingredientes naturales, frescos y de máxima calidad. Por su ubicación, muy cerca del mercado de la Boquería, Las Ramblas y el Raval, Chök es un perfecto alto en el camino para reponer fuerzas y seguir descubriendo la Barcelona más cosmopolita.

Aunque si existe una oda al dulce en la Ciudad Condal, ésa es la que encontramos en Spaisucre, donde, más que la merienda en sí, se reivindica el postre de restaurante como elemento principal de una comida o una cena, difuminando sin estridencias los límites que separan los conceptos de dulce y salado. Este particular ‘capricho’ de Jordi Butrón y sus socios creó, allá por el año 2000, una nueva forma de entender la pastelería de restaurante, el único de postres del mundo, uniendo a esta arriesgada pero meditada idea, una escuela de postres y un restaurante.

VER GALERÍA

Existen diferentes menús y opciones para cenar ‘muy dulce’, con postres que son platos, como el ‘Pasion-café, ‘lemon-cress y sorbete de keffir mentolado’, el ‘Cheesecake de cabra con frambuesa, pimiento rojo y jengibre’ o el ‘Chocolate caliente con especias’.

Antes de abandonar Barcelona, todo amante del chocolate debe saber que en la calle Carrer de Petritxol, se encuentran las chocolaterías más famosas de la ciudad, perfectas para la hora de la merienda o como una buena opción de desayuno durante los fines de semana.

En Girona, Rocambolesc supone un alto en el camino obligado para probar sus deliciosos helados artesanales. La heladería de Jordi Roca ha cumplido su propósito de recuperar el tradicional carro de postres de ‘El Celler de Can Roca’ (nombrado hace escasos días ‘Mejor Restaurante del Mundo’ por segunda vez) . La idea inicial era vender los helados a través de este carro itinerante, pero la normativa municipal le obligó a estacionar en un local de Girona.

VER GALERÍA

Hoy, gracias a la estética vintage del local, inspirada en el mundo fantasioso de Willy Wonka, el personaje de ficción propietario de una fábrica de chocolate, y a la fabulosa oferta de seis tipos diferentes de helados, ‘panecillos de helado caliente’, ‘magdalenas de helado’ y también postres con los ingredientes de la receta original del restaurante, como el celebrado ‘postre láctico’, Rocambolesc cuenta ya con dos locales en Girona y el tercero se inauguró a principios de este año en Madrid, en el área ‘Gourmet Experience’ de El Corte Inglés de la calle Serrano.

Y ya que estamos en Madrid, hacemos ahora parada en otro de los ‘templos dulces’ de la capital: Fonty. Con un marcado aire afrancesado, en este local la gente inicia la mañana con un buen expresso, comparte una conversación casual, lee el periódico o, simplemente, pica algo saludable de comida.

VER GALERÍA

Aunque, por supuesto, uno de los mejores momentos para visitar Fonty es la hora de la merienda y degustar delicias como la ‘Mousse de capuccino con cremoso de chocolate con leche’, ‘Mousse de chocolate negro y naranja’ o la ‘Tartaleta de plátano y chocolate negro’. Marie Valdez, de origen checo, firma estas ricas propuestas entre las que, por cierto, también se encuentra uno de los mejores ‘Lemon pie’ de la ciudad.

Ponemos fin a nuestra ruta de meriendas dulces en Sevilla. En concreto. Lo hacemos en Colette, una auténtica pastelería y panadería francesa ubicada en la capital Hispalense. ¿En su carta? Bollería, panes, tartaletas, quiches, pastelería fina y una gama de productos gourmets elaborados con ingredientes de primera calidad. Los ‘milhojas de vainilla y chocolate’ son sencillamente sublimes, así como sus diferentes variedades de ‘macarons’ o, cómo no, uno de los emblemas de la pastelería francesa en el mundo: el ‘Éclair’.

VER GALERÍA

Con esta gran dosis de azúcar (tan necesaria de cuando en cuando para tener contento el paladar, el cerebro y el corazón) despedimos esta semana nuestros planes con más sabor. El próximo viernes… ¡más!