Cocina 'emocional': ¿cuál es tu actitud a la hora de sentarte a la mesa?

Cocina 'emocional': ¿cuál es tu actitud a la hora de sentarte a la mesa?

Nuestra salud física y psíquica no sólo depende del ‘qué’ comer sino también del ‘cómo’ nos alimentamos

Por

¡Cuántas veces nos sentamos a la mesa como si fuéramos autómatas, comiendo por inercia, con prisas, y sin prestar la más mínima atención a lo que tenemos en el plato! Un ‘mal común’ que, aunque no lo creamos, repercute directamente en nuestra salud no sólo física (malas digestiones, etc) sino también psicológica (estrés, frustración, enfado…).

Y es que, además del ‘qué’ (importantísimo, por supuesto), el ‘cómo’ comemos también es un factor a tener en muy cuenta a la hora de cuidar cuerpo y mente. Éste es precisamente el leitmotiv del interesante proyecto gastro-sostenible diseñado por los gestores de los hoteles baleares ‘Artien Fresh People’ (https://artiemhotels.com/es/fresh-people). Bajo el nombre de ‘Aportam’, su propuesta en este sentido pasa por un acercamiento a la salud nutricional desde lo que ellos llaman el ‘mindfulness’. ¿Traducción?: aflojar el pie del acelerador y disfrutar de manera muy consciente del maravilloso acto de comer. Estos son algunos de sus consejos y recomendaciones principales:

-Antes de empezar conecta con tu respiración en cuanto te sientes a la mesa, esto te recordará dónde estás y lo que vas a hacer.

-¡Pon atención! Descubrirás que los sabores de la comida en contacto con tus papilas gustativas cambian y varían de intensidad a medida que vas masticando, incluso después de haber tragado puedes disfrutar de nuevos matices.

-Dales a los alimentos el tiempo que merecen para desplegar todo su sabor. No introduzcas más en la boca cuando aún estás masticando.

-El olor es otra de las sensaciones a las que hay que prestar máxima atención. El olfato desempeña un papel decisivo a la hora de disfrutar de una comida. Si no, prueba a taparte la nariz cuando vayas a degustar tu plato favorito.

-Observa la presentación, los colores y texturas de los alimentos son un elemento más que no debes dejar de disfrutar.

-Desconecta tus aparatos mientras comes: apaga la televisión, guarda el móvil, cierra el portátil, el tiempo reservado a la comida es exclusivamente para comer.

-Come despacio y de forma moderada para evitar que el punto de saciado pase inadvertido pues eso te sentará mal y a medio plazo te hará engordar.

-En la medida de lo posible intenta compartir el momento de la comida con familiares o amigos.

-Elige productos que sean saludables para tu organismo y también para el planeta.

-¿Qué ocurriría si aplicásemos la misma curiosidad y tesón en saborear todas nuestras experiencias placenteras, no sólo las gastronómicas?¿Te lo imaginas? No te lo imagines… ¡Hazlo!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.