postre calabaza

Está en temporada, es sana y te dará grandes postres: Así puedes aprovechar la calabaza

Además de beneficiarte de sus múltiples propiedades, es un ingrediente cuyo sabor pasa desapercibido en las recetas de repostería, así que es una gran opción para que los pequeños de la casa puedan tomarla si darse cuenta

por hola.com

Si bien la calabaza es un ingrediente que se puede emplear durante todo el año, es en los meses de otoño e invierno cuando situamos su mejor temporada. Es, en general, un alimento muy versátil, ya que se puede utilizar en recetas para dulce, salado, entrantes, plato principal o el postre. En este último caso, por ejemplo, tenemos una gran cantidad de opciones.

En el mercado actual se pueden encontrar diferentes tipos de calabazas, siendo la más común la moscada. De forma alargada, es muy poco fibrosa y resulta ideal para cocinar. De ahí que a la hora de hacer cualquier tipo de receta, lo más recomendable es emplear esta variedad.

Su sabor es el que precisamente provoca que se pueda combinar perfectamente con cualquier ingrediente. En muchas ocasiones ni tan siquiera se nota, ya que lo que queda es más bien el color, por lo que aquéllos a los que no les gusta también pueden probarla.

Elaboraciones sencillas y muy ricas

  • Flan de calabaza: una receta en la que se prepara un flan tradicional, pero en este caso combinando la calabaza y el queso. Todo ello adornado con caramelo y unas galletas de avellanas. Un postre que se prepara en el horno con una elaboración francamente muy sencilla.
  • Tarta de calabaza: esta tarta es un postre muy típico de la repostería estadounidense. Se suele preparar en Halloween, el Día de Acción de Gracias y en Navidad. Su ingrediente principal es este ingrediente y se acompaña de salsa de frambuesas y una pizca de canela en polvo. Para rematar, se suele untar con mermelada de albaricoque.
  • Tortitas de calabaza: si hay un postre sencillo de preparar, esas son las tortitas de calabaza. Apenas se necesitan 250 gramos de calabaza, 1 vaso de azúcar, la ralladura de un limón, 2 huevos, 250 gramos de harina, 1 vaso de leche, agua, aceite de oliva virgen y azúcar con canela. Ni tan siquiera se emplea el horno, ya que las tortitas se hacen en una sartén.

VER GALERÍA

  • Bizcocho de calabaza y zanahoria: este bizcocho es muy tierno, ligero y esponjoso, muy fácil de hacer y, además, combinar las propiedades de la calabaza y la zanahoria. En este caso solo sería necesario media calabaza pequeña, 3 zanahorias, 350 gramos de harina, 1 sobre de levadura química, 150 gramos de azúcar, 4 huevos medianos y 1 vaso de leche.

Cómo quitarle la piel para prepararla

-Coge un cuchillo que corte bien, sujeta la tabla y corta una rodaja de la parte inferior de la calabaza para que sirva de base y no se vaya la calabaza

-Luego corta en tiras la piel de la calabaza de arriba a abajo, siguiendo siempre el corte de la tira anterior.

-Si hay curva, se debe seguir.

-Por último, solo hay que cortar la calabaza por la mitad y vaciarla con una cuchara para quitar las fibras y las pipas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie