manicura

Esmaltado nipón, la tendencia en manicura que toma el relevo a la francesa

El diseño del momento apuesta por las formas minimalistas inspiradas en Japón

por Mariana Chacón

Como ya te adelantábamos en septiembre, las españolas apuestan por colores planos a la hora de estrenar manicura esta temporada: Tamara Falcó se decanta por los nudes con matices terracota, Sara Carbonero prefiere el rojo clásico que nunca falla y Blanca Suárez rescata al granate intenso que siempre regresa después del verano. Ni que decir tiene que no nos olvidamos del diseño que sobrevive a las estaciones impertérrito: la técnica francesa que resalta el extremo de las uñas con una línea más o menos fina y para la que existen trucos que ayudan a conseguir un acabado perfecto en casa. Y como novedad, los expertos señalan una nueva tendencia cada vez más demandada en los salones de belleza y que han bautizado con el nombre de esmaltado nipón. Estas son las claves de un look protagonizado por formas de color negro que convierten las manos en una obra de arte minimalista. 

VER GALERÍA

-La nueva francesa de Camila Cabello o el granate de JLo: todas las manicuras que llevaremos

El detalle del punto

No, la manicura francesa no se va a ninguna parte y repite puesto como la favorita de muchas, sin embargo, le pisa los talones otro diseño de estilo japonés como revela Verónica Castro, experta del salón de belleza Vanitas Espai: "Un 70% de nuestras clientas piden esmaltados de tendencia pero discretos. La manicura frenchy y la nipona son las más demandadas". Mientras que de la primera apunta que "por lo general las que piden una manicura francesa suelen llevar las uñas más bien cortas y buscan efectos sobrios, minimalistas", de la segunda explica que "el esmaltado claro aderezado con un punto oscuro en la matriz es el rey". Una estética de claros tintes asiáticos de la que, además del pequeño círculo oscuro que adorna el diseño, también se encuentran otras versiones con la misma delicadeza oriental. 

VER GALERÍA

-Cómo cuidar tus uñas si, como la reina Letizia, nunca te las pintas

Binomio blanco y negro

La limpieza en los colores y las formas sencillas son los detalles que no pueden faltar en el esmaltado nipón y este es otro ejemplo de cómo sumarse a la tendencia introduciendo al blanco en la ecuación. En este caso, el secreto radica en mantener ambas líneas lo más finas posible y crear un marco discontínuo en las esquinas opuestas de cada uña. De nuevo y como explicaba Castro de la francesa, mantener la manicura corta, cuadrada y bien cuidada también es clave para crear un diseño en el que el fondo permanece de color natural pero se resalta con una capa de brillo. 

VER GALERÍA

-¿Rostro joven y manos envejecidas? Consejos de experto para no olvidarlas

Formas geométricas

El minimalismo en clave geométrica también tiene cabida en la tendencia inspirada en el Lejano Oriente y el resultado es un look a medida para aquellas que quieren convertir a sus manos en otro medio para expresar su creatividad. De nuevo, las líneas finas son la clave para sumarse al esmaltado nipón y este es un ejemplo de la versatilidad y delicadeza con las que dibujan diseños que cambian de una uña a otra, eso sí, conservando una misma esencia visual. Como novedad, en lugar del borde cuadrado el limado se realiza con movimientos que curvan ligeramente los extremos, un acabado que reduce el riesgo de roturas y que mantiene el resultado perfecto durante más tiempo. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie