mechas

Uno, tres o seis meses: qué mechas elegir según la frecuencia con la que vas a la peluquería

Reflejos de bajo, medio o alto mantenimiento que se adaptan a tus horarios para evitar el 'efecto raíz'

por Mariana Chacón

Aunque muchas esperen a septiembre para darse mechas con la idea de no empeorar el daño que el sol, la sal, el cloro o la arena infligen en los mechones, los especialistas avisan de que las fórmulas que se utilizan hoy en día son mucho más avanzadas que antes y que están preparadas para ofrecer los mismos resultados los 365 días del año. Después de esta aclaración y si estás pensando en darle luz a la melena con los reflejos de Sofía Vergara que mejor sientan a las castañas o el face framing de Blanca Suárez que potencia la luminosidad en el rostro, lo primero que debes tener en cuenta son las veces que vas a la peluquería. Jesús Tornero, director creativo de Blow Dry Bar, Laia Pérez, responsable del departamento de color de Le Salon Barcelona, y Nadia Barrientos, CEO de The Madroom, nos cuentan cuáles son las tendencias que mejor soportan el paso del tiempo y, por el contrario, las que no superan las cuatro semanas sin que aparezca el temido efecto raíz.

VER GALERÍA

-Cortes, colores y peinados: la guía de tendencias definitiva según los estilistas

Las mechas para las que van a la peluquería cada mes

"Las mujeres que acuden mensualmente a su salón de belleza a hacerse mechas, generalmente es porque optan por la técnica clásica de highligts (reflejos). Creando más contraste entre la base y las mechas, el crecimiento es más notable", explica Jesús Tornero sobre el aclarado que necesita de retoques continuos y al que, según el experto, cada vez se recurre menos "ya que requiere ser muy constante para tener un look perfecto y, a veces, el estilo de vida non stop que llevamos, lo impide".

Nadia Barrientos añade que las clientas asiduas "son aquellas a las que les gusta la luminosidad desde la raíz y debido al crecimiento del cabello, cuando ha pasado un mes se ven oscuras. Son técnicas como las babyblights o nuestras Ice Moordam". Laia Pérez coincide con sus colegas y agrega que este tipo de mechas "se hacen muy finas y en gran cantidad, consiguiendo así un color aclarado general y muy uniforme". 

VER GALERÍA

-Por qué las nuevas mechas de Lucía Rivera son las mejores para morenas

Las tendencias trimestrales

La buena noticia es que para llevar un color perfecto no hace falta pedir cita cada pocas semanas y la clave está en encontrar el look que mejor sobrevive al crecimiento del pelo: "Para la que vienen cada tres meses, elegimos aquellas mechas que no van desde la raíz o son muy sutiles en esta zona dando más intensidad a los medios y/o puntas", nos cuenta Barrientos, quien señala como opciones a medida a las balayage o a las Light Moordam que realizan en The Madroom. Una transición delicada que en Le Salon Barcelona consiguen con reflejos "que se asimilan al tono de la base natural del cliente, tipo Sun lights, que son finas, ligeras y naturales". 

Sin embargo, en el madrileño Blow Dry Bar sí que logran que las babylights aguanten bonitas más de un mes "ya que aclaramos desde la raíz sin crear mucho contraste. Debido a lo finas que son estas mechas, con el crecimiento conseguimos que estas se fundan con el color de base", nos dice Jesús Tornero. 

VER GALERÍA

-Si tu pelo rizado se encrespa con facilidad, podrías estar cometiendo este error al cuidarlo

El color que mejor envejece

Aunque cueste creerlo también existe una opción a medida para las que solo reservan cita un par de veces al año para sanear las puntas y refrescar el color. Laia Pérez no lo duda: "El Balayage. Es una técnica que necesita muy poco mantenimiento, ya que su aplicación es como un barrido, dejando un tono natural en la raíz y más aclarado hacia las puntas". Jesús Tornero coincide con la peluquera y suma a su propuesta las Tigereye o shadowroots: "El color queda degradado de raíz a puntas y, por eso, aunque pase el tiempo el degradado se sigue apreciando". Aedmás, Nadia Barrientos añade que "cada seis meses suelen ser toques de luz muy sutiles por todo el cabello de raiz a puntas que por mucho que cortemos o el cabello crezca siguen quedando toques que aportan luminosidad y movimiento a la melena". 

Tendencias que mejor superan la prueba de la sal, el sol y el cloro

Como inspiración en cuanto a las tonalidades con las que ir sobre seguro los próximos meses, el director creativo de Blow Dry Bar revela que "los colores que mejor soportan el verano son los caramelo, bronde, avellana… sin ser demasiado rubios ya que son los grandes perjudicados de esta época del año". Nadia Barrientos destaca a los cálidos de subtonos cobre o rojizos porque "suelen aguantar mejor la exposición al sol ya que su oxidación no es tan evidente". Por último, la responsable del departamento de color de Le Salon Barcelona asegura que todas las opciones son buenas, eso sí, "siempre y cuando tengamos los cuidados necesarios frente a los agentes externos". 

VER GALERÍA

-El peinado prohibido y otros trucos que evitan la caída del pelo en primavera

Cuidados en casa alargan el brillo y el acabado de los reflejos

Y como nos asegura Laia Pérez que si el color se cuida bien desde casa cualquier cambio de look es posible antes del verano, lo siguiente es descubrir cuáles son los pasos que no deben faltar: "Lo mejor para el brillo es la combinación de nutrición (pre- shampoo) con la hidratación (pre-shampoo)", apunta la especialista de Le Salon Barcelona. Jesús Tornero va más allá y especifica el paso a paso óptimo para conservar unas mechas bonitas y luminosas: "Es importante la hidratación y nutrición en el cabello para que el color se altere lo menos posible, esto se consigue cuidando el color con protector solar, un buen lavado para eliminar residuos como cloro o sal, un acondicionador y mascarilla para mantenerlo fuerte y brillante, además de recurrir a productos que refrescan el color". 

Los errores que estropean antes las mechas

Por último y como garantía de mantenimiento, los expertos también revelan cuáles los malos hábitos que hay que evitar en la medida de lo posible: "La exposición directa al sol, no utilizar productos adecuados y el exceso de herramientas térmicas que aceleran el proceso de deterioro del color. Y es por esto  que vemos esos rubios que tiran a verde o los amarillos uniformes sin ningún matiz", avisa Nadia Barrientos. Y para extremar precauciones, el director técnico de Blow Dry Bar concluye que lo peor son "los malos hábitos como no hidratar o proteger del sol, que pueden llevarte a tener un cabello más afinado con alteración en el color y un aspecto opaco, ya que la cutícula queda escamada y el cabello no luce sano". 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie