pelo-bonito

Repite este ritual durante el verano y tu pelo estará precioso en septiembre

Los 'tips' de experto con los que mantener un pelazo en la playa

por Mariana Chacón

Ya te adelantábamos que si la protección solar era un paso que nunca debías olvidar en tu ritual de belleza diario -bajo pena de un envejecimiento prematuro y una mayor probabilidad de sufrir enfermedades en la piel-, el pelo también tiene necesidades a la hora de enfrentarse al sol. Los fotoprotectores específicos se convierten en los imprescindibles del capazo de playa para crear un escudo contra sus rayos y el peinado de moda de la temporada incluye un accesorio con el que redoblar la efectividad. Y es que, por mucho que te guste sentir la brisa del mar en tu melena, tomar precauciones a la hora de cuidártela durante las vacaciones es tu mejor seguro para llegar a septiembre con el cabello (casi) intacto. Descubre los consejos de los expertos con los que preservar el color, combatir la deshidratación y superar julio y agosto con pelazo. 

VER GALERÍA

-Y el lugar donde debes peinarte la raya para estar más guapa es...

Este verano, los meteorólogos preveen una subida de las temperaturas con respecto al año pasado y un aumento en la radiación solar. Además de en la piel, este cambio también tiene consecuencias en la melena, que se vuelve más porosa: "Se produce el temido 'pelo estropajo' y la cutícula se abre al ser más porosa permitiendo entrar a agentes externos. La radiación UV es implacable en este sentido", explica Adolfo Remartínez, creador de la marca Nuggela & Sulé. ¿Otro de los efectos negativos del calor extremo? El experto asegura que "al deshidratarse el cabello, con pérdida de lípidos y humedad interna, éste se vuelve pajizo y sufrimos de caída de cabello por rotura. Esa rotura es la que nos da la sensación de que no nos crece". Sin embargo, estar preparada para hacer frente a estos problemas es el primer paso para superar el verano con pelazo:

Aplicar protector solar a diario ✓

Es uno de los cosméticos que no puede faltar en tu ritual de belleza veraniego, y es que, un producto como el Protector Capilar Total, de Nuggela & Sulé, crea una película que combate los daños solares. Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez, confirma la importancia de los protectores capilares y avisa que también son importantes las "gorras, sombreros o pañuelos que supongan un escudo físico a tantos y tan continuos enemigos". 

VER GALERÍA

-Nuevos tratamientos de peluquería con los que tendrás pelazo antes de que llegue el verano

Elegir el peine de playa ideal ✓

"Justo después del baño el cabello es especialmente frágil, por eso, antes de desenredarlo, es necesario aplicar un acondicionador sin aclarado o el mismo protector solar capilar, para ayudar al desenredado mientras se nutre el cabello", explica Eduardo Sánchez. Para eliminar los nudos sin que el pelo sufra, lo mejor son los peines de púas anchas y, lo más importante, pasarlo por la melena con la máxima suavidad y cuidado posibles. 

Aplicar la mascarilla en seco ✓

Desde el salón de belleza madrileño también recuerdan que si antes era fundamental aplicar una fórmula nutritiva... ahora más. Lo que cambia un poco cuando la utilizas en verano es que debes dejar que actúe antes de lavarte el pelo: "No importa tanto el tiempo de exposición –bastaría dejarla 10-15 minutos-, como hacerlo en seco antes de lavar el cabello, porque el agua impide que el producto penetre en la fibra capilar y no sirve para nada". Repite el ritual un mínimo de 2 veces a la semana si lo notas especialmente deshidratado.

VER GALERÍA

-Las vitaminas y minerales con 'efecto pelo bonito' que querrás incluir en tu dieta

Lavar el pelo a diario ✓

Y si antes nunca te saltabas la norma de lavarte el pelo cada 2 ó 3 días para mantenerlo sano y bonito, cuando estás de vacaciones debes romper las reglas: "Tanto si lo has sumergido en el agua del mar como en el de la piscina, es imprescindible lavar bien el pelo para eliminar restos de salitre o de cloro", aconseja Eduardo Sánchez. Elige una fórmula suave de uso diario con la que eliminar las impurezas del cuero cabelludo sin irritarlo. 

Esperar hasta septiembre para ir a la peluquería ✓

Por último, cambiar de salón de belleza y confiar tu color a un experto que no conoce el historial de tu pelo es una decisión equivocada que muchas toman durante las vacaciones: "Es entonces cuando la catástrofe está casi asegurada. Si es imprescindible, pide a tu estilista de confianza la fórmula que utiliza en sus trabajos de color y el margen de error disminuirá", recomienda el profesional. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie