Polvos bronceadores, aliados de tu maquillaje en los meses de verano

Te ayudan a conseguir el favorecedor tono dorado que buscas en vacaciones

por hola.com

Son uno de tus mejores aliados, verano tras verano. No hay neceser que se precie sin unos polvos de sol. Te dan ese toque bronceado tan favorecedor en los meses de verano, pues ayudan a resaltar tu tono con ese toque sun kissed. Los polvos bronceadores son el mejor aliado en nuestra rutina de maquillaje, perfectos para el verano: pero, eso sí, hay que saber sacarles partido, pues si no los usamos bien, podemos conseguir un efecto no tan favorecedor.

VER GALERÍA

“Para que queden perfectos y el acabado quede homogéneo sobre la piel, se debe aplicar previamente con una brocha un poco de polvo traslúcido sobre todo el rostro, esto facilitará la aplicación del polvo bronceador para que quede uniforme y el pigmento no resulte más intenso en unas zonas que en otras”, nos explicaba Antonio Serrano, maquillador oficial de Shiseido.

María Soláns, directora de la Escuelas de Maquillaje Mery Make UP, apunta, además, que no es conveniente pasarse con el tono. La mejor opción escoger un tono de la gama de los tonos tierra para que quede más natural en la piel, y conviene huir siempre de los matices más anaranjados. La mejor opción para acertar con el color es probarlos en el hueso de la mandíbula. La maquilladora insiste además en que es importante broncearte el cuello y bajar hasta la clavícula e incluso llegar hasta los hombros.

'Tips' prácticos
-“Si queremos darle dimensión y volumen a nuestro rostro, lo ideal es hacerlo con una brocha tipo colorete, son más reducidas y la aplicación es más precisa”, nos explica Antonio Serrano.
-“Comenzar aplicando sobre la zona de los pómulos como cuando aplicamos el colorete y el restante que quede en la brocha repartir sobre frente, nariz y barbilla”.
-“Si tu piel ya de por sí está bronceada y quieres acentuar ese bronceado de un modo natural, mezcla un poco de polvo bronceador con polvo iluminador con un toque dorado. La piel lucirá más bonita y destacaremos aún más el bronceado natural”.
-La brocha ha de deslizarse con gestos anchos sobre la piel, para conseguir un reparto del color homogéneo.
- Deben aplicarse en las partes más abombadas del rostro, allí donde primero da el sol: centro de la frente, puente de la nariz, alto de los pómulos, punta de la barbilla… Una idea práctica para extenderlos es hacer una especie de cruz en el rostro. El producto que quede en la brocha, se aplica por el resto del rostro.

¿Y si mi piel es muy clara?
El maquillador Antonio Serrano nos da la solución: “Si eres de las que tiene una piel muy clara y no te atreves porque piensas que te va a quedar un acabado muy artificial, utiliza el tono más claro de la gama de los polvos bronceadores y mézclalo con un poco de polvo prensado parecido a tu tono de piel. El acabado será perfecto y natural".

María Soláns, además, nos da algunas claves para acertar con los polvos bronceadores según cada tipo de piel:
-Pieles claras: Tonos melocotón suaves, albaricoque y dorados claros.
-Pieles oscuras: Colores marrones o chocolate.
-Pieles cetrinas: Marrones dorados.
-Pieles amarillentas: Ocres y anaranjados.
-Pieles rosadas: Marrones suaves.

Si tienes la piel con estos tipos y es, además, muy mate puedes dar toques con tonos tierra, caramelo y cobre. Además, es importante, tener en cuenta distinguir los tipos de piel según el nivel de grasa. Así, para pieles secas, conviene utilizar productos en crema porque dan más luz y aspecto de piel jugosa, mientras que para las pieles grasas es mejor utilizar productos en polvo para que la piel quede más matizada y le dé el brillo justo.

Da en el clavo al elegir
“Cuando vayas a comprar un polvo bronceador, opta por aquellos que tienen un acabado mate y sin partículas excesivamente brillantes. El efecto nacarado queda muy bien para eventos y fiestas, pero quizás no quede tan natural a primera hora de la mañana cuando vas a trabajar. Y, sobre todo, utiliza como mucho dos tonos más oscuros que tu tono de piel, nunca escojas el más oscuro de la gama, el efecto final puede quedar muy artificial", nos explica.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie