Buen color para su piel

Los polvos terracota y los geles bronceadores le ayudan a lucir un tono dorado sin sol

por hola.com

Conseguir una piel dorada es uno de los anhelos de muchas personas cuando llega el verano, por ese deseo de disfrutar de las vacaciones luciendo buen color en su rostro y en su cuerpo. No hay duda de que el sol es la opción más recurrente, pero lo cierto es que cada vez existen más opciones para conseguir un tono dorado en nuestra piel sin necesidad de someterla a ningún riesgo. Los autobronceadores son un buen aliado, pero también los geles bronceadores y los polvos de sol.

Así, desde que en los años 80 se pusieran de moda los llamados 'polvos de sol', su fórmula, también conocida como terracota, ha ido evolucionando hasta conseguir un aspecto cada vez más natural. Actualmente, existen en diferentes texturas: en polvo, gel o crema. Dan un aire suavemente bronceado tanto al rostro como al cuerpo y es fundamental aplicarlos correctamente para obtener un resultado favorecedor. De hecho, los polvos es importante extenderlos con una brocha grande, y aplicar muy poco producto y muy bien extendido.

Otro consejo: huya de los colores demasiado oscuros, para evitar un efecto excesivamente obvio. Hay que fundir el color por todas partes de forma suave, para que no se noten delimitaciones ni líneas marcadas. Y, por último, cuidado con los bronceadores demasiado anaranjados o con mucho brillo nacarado, pues resultan demasiado artificiales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie