alicia-vikander-marcus

Lo que el entrenador de Alicia Vikander no había revelado sobre sus abdominales

Magnus Lygdback comparte en sus redes uno de los ejercicios con los de la actriz transformó su abdomen en el ‘six pack’ de Lara Croft

por Mariana Chacón

El entrenador de Alicia Vikander lleva algo más de un mes compartiendo con el mundo los ejercicios que puso en práctica la actriz para encarnar a la heroína de Tomb Raider. El gurú del fitness, nutricionista y preparador físico de otras celebrities como Harry Styles o Alexander Skarsgård, el último Tarzán de la gran pantalla, acaba de subir a sus redes sociales una rutina de abdominales en la que Alicia presume de un vientre plano de acero. El lado bueno de este entrenamiento es que no se necesita más que una superficie plana para llevarlo a cabo. ¿Y el menos bueno? Que no es uno de esos ‘ejercicios milagro’ que prometen resultados espectaculares con un mínimo esfuerzo… para convertirse en Lara Croft hay que sudar mucho la camiseta.

Elevación de piernas con patada, el secreto del ‘six pack’ de Vikander

La clave del ejercicio consiste en mantener en tensión el core, la zona que comprende la región abdominal y la parte baja de la espalda, a lo largo de todo el ejercicio. Además, la elevación de las piernas debe realizarse a un ritmo medio, como se puede observar en el vídeo, ya que ésta es la única forma de ejercitar de forma efectiva los abdominales. Magnus Lygdback recomienda realizar 3 series de 15 repeticiones si eres una habitual en el gimnasio, y también ofrece la alternativa de reducir las repeticiones a 10 si todavía eres principiante.

Sigue el paso a paso del entrenamiento de la actriz con el que se trabaja intensamente el core: abdominales, región lumbar y músculos oblicuos. Una buena postura y respetar el ritmo del ejercicio es esencial tanto para evitar lesiones como para que funcione realmente:

  • Túmbate boca arriba sobre una superficie plana. Coloca las dos manos detrás de la nuca y ambas piernas estiradas una al lado de la otra. Otra opción consiste en cruzar los brazos encima del pecho.
  • Eleva las dos piernas a la vez hasta que formen un ángulo recto con el cuerpo.
  • Levanta los glúteos para darte impulso y realizar una patada hacia el techo. Aguanta un segundo la elevación.
  • Baja las piernas y estíralas de nuevo hasta encontrarte de nuevo en la posición inicial, eso sí, sin que los pies toquen el suelo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie