Uvas muy saludables

Cada vez son más los productos que utilizan en su composición esta fruta, debido a su poder rejuvenecedor

por hola.com

Durante mucho tiempo, los médicos de todo el mundo estudiaban cuál era el secreto de la llamada "paradoja francesa", por la que los habitantes del país vecino, a pesar de llevar una dieta donde no faltan las grasas, tenían una de las tasas más cardiosaludables del mundo. Y parece que uno de los secretos era la variedad de su dieta, y, otro, esa copita de vino tinto que suele acompañar cada almuerzo galo. Se ha demostrado que el consumo regular ¡y moderado! de estos caldos mejora la salud del corazón y ayuda a prevenir determinados tipos de cáncer.

La magia del vino tinto se encierra en unos elementos antioxidantes llamados polifenoles, que se encuentran en la semilla de la uva y que tienen un poder antirradicalar que dobla al de la vitamina E y quintuplica al de la vitamina C. Son cada vez más los balnearios y spas que incluyen tratamientos antiedad a base de champán y uva, como Les Sources de Caudalíe (Francia), Sonoma Mission Spa en California y en España, el novedoso spa del Castillo de Peralada Wine Spa.

Por esta razón, no han tardado en aparecer tratamientos cosméticos enriquecidos con estos polifenoles, que ayudan a mantener la juventud de la piel y a preservarla de los efectos negativos de la oxidación, aumentando sus defensas naturales.

  • Para las pieles maduras, Nivea Vital incluye extracto de semilla de uva en toda su gama antiedad.
  • Perfecto para pieles jóvenes, que necesitan hidratación y protección diaria en un fluido ligero, es Vinéfit de Lancôme.
  • El sérum corporal Stop Signs de Clinique alía el poder antioxidante de la uva con extractos antimanchas para preservar la juventud de la piel y corregir los primeros signos del envejecimiento.
  • Las cápsulas Imedeen Time Perfection han enriquecido su fórmula con licopeno (el agente antioxidante del tomate) y con extracto de uva, para aumentar su potencial protector.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie