Mesolift: inyecciones contra las arrugas

por hola.com

Son el caballo de batalla de muchas personas. La lucha contra las arrugas, en busca de esa piel por la que parece que no pasa el tiempo, se ha convertido en uno de los objetivos fundamentales de las más novedosas técnicas de medicina estética. Por este motivo se buscan nuevas aplicaciones a técnicas que ya se usaban.

Desde hace ya mucho tiempo se viene usando, con considerable éxito, la mesoterapia, un tratamiento que consiste en introducir sustancias homeopáticas bajo la epidermis mediante microinyecciones, y que suele aplicarse en la lucha contra la celulitis y el exceso de grasa localizado. Al infiltrar los activos justo en la zona a tratar, y en una capa mucho más profunda de lo que ninguna crema puede llegar, se consigue un efecto muy intensivo.

Los principios básicos de esta terapia se están llevando ahora al tratamiento facial a través del llamado Mesolift o lifting mediante mesoterapia. En sesiones cortas, se inyectan sustancias reafirmantes y tensoras en puntos clave del rostro y cuello, para así potenciar la producción de colágeno, mejorar la microcirculación y activar la regeneración celular.

Se recomienda un primer tratamiento intensivo de tres semanas, con una separación de siete días entre cada una, que deben seguirse por sesiones de mantenimiento de periodicidad bimensual o trimestral, dependiendo de la respuesta individual de la piel.

Los pinchazos pueden producir cierta molestia, y en algunos casos existe el riesgo de pequeños hematomas, que desaparecen a los pocos días. Por precaución, conviene realizar antes un test de alergia para evitar reacciones negativas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie