Raquel Sánchez Silva y su deporte favorito para estar en forma

Hablamos con Raquel Sánchez Silva de ejercicio, dieta y su familia deportista

Asistimos con la presentadora a una clase de 'Strong by Zumba', su secreto para lucir un cuerpo más fuerte y definido

por Cristina Álvarez

Sin palabras. Así nos hemos quedado al acompañar a Raquel Sánchez Silva en una clase de 'Strong by Zumba', la nueva disciplina deportiva de alta intensidad a la que se ha vuelto adicta. Sin perder la sonrisa y muy motivada, la presentadora de televisión ha estado una hora sin parar, haciendo todo tipo de ejercicios con los que ha demostrado que tiene una excelente forma física. Y es que, para ella, el deporte es una forma de vida desde hace mucho años y no solo le sirve para trabajar su cuerpo y sentirse bien consigo misma, sino que también es la mejor forma de divertirse en familia. Así nos lo ha confesado durante los minutos que hemos podido charlar con ella en el gimnasio Holmes Place, en Madrid, después de asistir a la clase impartida por la instructora Diana Serena, master trainer de 'Strong by Zumba', donde también nos ha hablado de sus primeros achaques, cómo cuida la alimentación o lo que opina de los cánones de belleza.

VER GALERÍA

- Hemos estado contigo en una clase de 'Strong by Zumba', ¿qué lo diferencia de otros ejercicios?
Es una disciplina deportiva de alta intensidad que, para mí, tiene una característica única y es que es que la música se compone para el deporte. No bailamos al ritmo de nadie sino que nos hacen la música para la disciplina. Lo complemento con una dieta y no te voy a decir que me da resultados inmediatos, pero casi. Para mí es un instrumento fundamental para mi trabajo. Es perfecto. Lo hago por salud, porque me encanta el deporte y porque tengo una recompensa pronto, que no hay muchas disciplinas que te puedan dar eso.

- ¿Por qué te gusta tanto?
Llevo ya un año practicándolo y lo voy a seguir haciendo. Me gusta para mi trabajo, para mi vida... porque de repente te llaman y te dicen que tienes unas fotos en diez días o haces un programa de tres meses, y a mi lo que me da es resultados muy rápidos subiendo la intensidad. Yo puedo estar haciendo dos clases a la semana durante y un año, pero si tengo un evento y en diez días me hago ocho clases, me lo noto. Me cambia el cuerpo, me pone muy fuerte, muy definida...

- ¿Lo puede practicar cualquier persona?
Todos los ejercicios tienen una variante más baja, una intermedia y otra alta. Pero te vas animando con la clase y acabas haciendo todos los saltos, piruetas... Vas aprendiendo y vas ganando intensidad. Pero tengo que decirte que, los que tenemos una buena condición física, tampoco tenemos todos los días igual. Hay días que has dormido menos, estás más cansada y lo haces menos intenso. Yo creo que es un deporte para la gente que hace deporte, no es para alguien que no haya hecho nada nunca. Pero también creo que tiene su progresión. Digamos que, si tienes una disciplina deportiva normal en tu vida, lo vas a poder aguantar. 

VER GALERÍA

- ¿Puede ser la opción perfecta para los que les da pereza ir al gimnasio?
Yo soy de esas personas. A mi no me aburre el gimnasio, lo que me aburre es ir sin saber qué hacer. Yo voy para hacer algo concreto: Yoga, clases intensivas de abdominales y para hacer 'Strong by Zumba'. Me parece que no tenemos tanto tiempo, entonces intento aprovecharlo. El gimnasio me parece un lugar perfecto para ser muy disciplinado y complementarlo con el aire libre. 

- Tú siempre estás en forma, ¿cómo lo consigues?
Hago un poco de todo. Me encanta la bici, hacer trekking, juego al tenis... Me encanta bucear, que lo hago siempre que puedo y ojalá tuviera aquí el mar para estar todo el día metida, porque lo haría. También caminar, mucho y muy rápido, no soy tanto de correr, porque ya tengo una rodilla que me molesta un poco. Me he dado cuenta de que ya me empiezan a doler algunas cosas. He hecho mucho deporte en mi vida, tengo 46 años y de repente me duele un codo, otro día otra cosa... Me ajusto muy bien a este disciplina porque no me lesiono, y a todas las que he mencionado antes tambén. Por eso son las que hago de manera rutinaria. Luego en invierno me voy a esquiar, de repente hay una piscina que me encanta y me tiro seis meses nadando...

- Sin duda, el deporte forma parte de tu vida
Me gusta el deporte. Hice voleibol hasta los 24 años y jugué en primera división durante tres años. La disciplina deportiva está en mi vida y, además, ahora está en mi vida también porque me parece que practicar deporte en familia es la mejor manera de disfrutar de tu vida personal.

- En el mundo en el que vivimos, a veces es complicado introducir el deporte en la rutina de los hijos, ¿cuál crees que es la clave para conseguirlo?
Es verdad que ahora los niños están más conectados, pero yo también tenía mis videojuegos y mis opciones para encerrarme en una máquina. No es lo mismo, no tengo tantas tentaciones alrededor, pero yo siempre preferí salir a la calle a jugar. A día de hoy, me tiene que demostrar el tiempo que, si tú le ofreces a un niño algo al aire libre, correr, caminar, coger una bici, bucear, tirarte por una tirolina, jugar al tenis, tirar a canasta..., si tú lo haces con él, no le va a tentar más que estar en una silla jugando. El tiempo me lo demostrará, igual estoy equivocada, pero yo creo que la tentación tiene que ser doble: el deporte y el deporte con los padres. Eso es muy importante. Si los niños lo que quieren es estar con los suyos y disfrutar. Para mí es tan divertido... es muy fácil hacer deporte, no tiene que ser demasiado sofisticado. 

VER GALERÍA

- ¿Ya has empezado a inculcar a tus hijos tu pasión por el deporte?
Yo creo que todos los padres que hacen deporte, quieren que ese espíritu rodee a sus familias. Desde luego, yo soy deportista, mi familia es deportista... somos todos así y yo espero que eso se convierta en una constante vital de todos los míos.

- ¿Eres de esas que se obsesionan con hacer dieta?
No, soy cero esclava. Te diré que si lo soy es porque algunas cosas ya no me sientan bien. Yo soy de las que de repente un día si me apetece, me siento con un vaso de leche fría con galletas y me las como, ¡y no pasa nada! O me como una hamburguesa o un chuletón... pero es verdad que ya es porque me apetece sentirme bien. Si me como un cocido, pues tiene que ser un domingo para luego quedarme tirada el resto del día. Pero no se puede sufrir, hay que comer sano para tener una buena esperanza de vida, buena salud... ¡y para aguantar 50 minutos de una clase de 'Strong by Zumba'! Porque, ya te digo yo, que si comes mucha bollería industrial no puedes con ello. Yo lo hago por salud. 

- ¿Te cuesta mucho mantener la figura?
Yo, si me abandono, me pasa como a todo el mundo. Pero es verdad que comiendo bien e intensificando la rutina deportiva, tengo la suerte de que me pongo fuerte con facilidad.

¿Qué les dirías a todas esas personas que os ven siempre guapísimas y perfectas?
A mi me gusta estar así y tengo esta constitución, pero cuando estoy descansando un mes y pierdo todo, también me gusta verme. No me parece que esto sea la perfección y lo otro no. Que quede claro que a mí me ayuda y que yo lo hago porque me encuentro bien. No identifiquemos perfección con bonito porque, para mí, no es lo mismo. Todo el mundo sabe que el esfuerzo en el deporte tiene una recompensa. Es una grandísima ayuda, pero hay cosas muy bonitas que no tienen nada que ver con eso...

- ¿Qué opinas de todo este 'boom' de las celebrities de mostrarse al natural?
Me parece que llegó hace ya tiempo, algunas lo hacíamos hace diez años... Siempre nos ha dado un poco de miedo que se nos vea así, pero la pregunta es ¿se nos ve mal con la cara recién levantada? ¿estamos mal con los ojos hinchados? Hay que tomárselo como algo normal, pero tampoco tratarlo como una excepción. La estría, la cara de cansada, la barriguita después de un embarazo... Debemos empezar a normalizarlo todo y que los estándares de belleza empiecen a ser un poco más flexibles en cuanto a edad y en cuanto a opciones, me parece sabio, pero sabio porque es verdad. Luego, en realidad, cuando alguien se enamora en la calle no se está enamorando de la portada brillante, eso sabemos que no pasa. Entonces empecemos a hablar de las cosas que son reales, aunque es cierto que lo digital en eso no ayuda mucho. 

Loading the player...

Y, para terminar, un cuestionario rápido...

- Cuando quieres darte un capricho, no puedes resistirte a...
¡Una tableta de chocolate negro! Bueno, y un buen helado de turrón

- Al llegar a casa lo primero que haces es...
Descalzarme, pisar el suelo y bueno, supongo que lo que hace cualquier mamá... ahí lo dejo

- ¿Qué te hace feliz?
Estar con la gente que quiero

- No te vas a la cama sin...
Intento leer todos los días, aunque me quede dormida en la primera página

- ¿Cuál es tu mayor defecto?
¿Elegir uno? ¡Con todos los que son! Quizá la impaciencia...

- ¿Qué te inspira?
La calma de las personas que admiro. La gente calmada me parece admirable. Y para escribir me inspiran mucho los lugares, mucho más que las personas

- ¿El mejor consejo que te han dado?
Te voy a decir uno profesional, porque la vida va cambiando. El primer consejo que me dio Lorenzo Milá fue: 'No intentes engañar al espectador jamás, porque siempre va a ver quién eres realmente. Sé tú y todo irá bien

- ¿Te gustaría volver a ser madre?
(Risas) A eso no te voy a responder... 

- ¿Tienes una filosofía de vida?
He aprendido que tener una filosofía de vida y unos planes de vida es ver cómo se caen delante de ti. Lo importante es saber ir adaptándote a la vida, que ya ella te trae sus planes.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie