kim-kardashian-peso-getty

Kim Kardashian revela su nuevo peso: 'Estoy realmente orgullosa'

La 'socialité' explica cómo ha conseguido perder más de 10 kilos hasta alcanzar el cuerpo con el que se siente bien

por hola.com

Elegir vestidos de látex en tonos flúor y posar en bikini (o ropa interior) día sí y día también requieren una condición primera: estar muy orgullosa de su cuerpo. Así se siente Kim Kardashian, según ha contado la misma semana en la que ha lucido los que posiblemente sean sus looks más llamativos y explosivos. En una entrevista para el portal E!News, la estrella californiana revelaba que ha perdido algo más de 10 kilos gracias al plan de entrenamiento -con una experta en culturismo- y dieta saludable que sigue desde el pasado septiembre. Con este nuevo estilo de vida, Kim Kardashian ha conseguido bajar de los 63 kilos que solía pesar a sus 52 actuales, y aunque el camino ha sido arduo, tal y como ha documentado a través de sus historias en Instagram, se siente bien y orgullosa del resultado.

"He estado siempre en casi 140 libras (unos 63,5 kilos) y ahora estoy en unas 116 libras (52,6 kilos), y sencillamente me siento bien. No vi los resultados inmediatamente, pero cuando te comprometes y eres constante, finalmente los ves. Así que me encanta”, explicaba Kim Kardashian en la mencionada entrevista. Teniendo en cuenta su altura, 1,59 metros, su peso actual es normal y saludable, con lo que es comprensible que se sienta bien con su nueva figura, tanto a nivel de salud y energía como de imagen.

En la misma entrevista, Kim Kardashian daba algunos detalles sobre el nuevo estilo de vida que ha acompañado -y provocado- a esa pérdida de peso. Por ejemplo, contaba que ya no consume "azúcar como lo hacía antes" y que ahora es más consciente de qué come. "He estado entrenando para comer de forma más sana que antes. Solía comer todo y cualquier cosa, y lo adoraba. Y ahora lo controlo, no quiero arruinarlo todo solo por llenarme la boca", afirmaba. Estas palabras demuestran un compromiso que también ha extendido a su plan de entrenamiento, una rutina intensa personalizada para ella por la experta en culturismo Melissa Alcantara.

Desde el pasado septiembre, ya hace casi un año, Kim entrena una hora y media al día con Alcantara, quien en una entrevista anterior al portal People contaba que la rutina de la socialité tenía por objetivo ganar músculo. "Kim me dijo: "amo mi cuerpo, me encanta cómo es y amo mis caderas". Ella solo quería más músculo; isquiotibiales más grandes para acentuar toda la pierna, y brazos y abdominales marcados", explicaba. Por eso, como ha revelado la propia Kim Kardashian, sus sesiones son fundamentalmente con pesas y no hace mucho ejercicio cardiovascular.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie